¿Qué impacto tienen los contaminantes del suelo de El Llano, Cartagena, en la salud de los niños?

0
39

Científicos de la UPCT y la UMU estudian los contaminantes del suelo sobre la salud de los menores

Sobre la Entidad

Ayuntamiento de Cartagena
Ayuntamiento de Cartagena

El alcalde de Cartagena, José López, se ha reunido este martes con el científico José Matías Peñas Castejón, quien ha puesto en su conocimiento los trabajos de investigación que han iniciado los correspondientes grupos de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y la Universidad de Murcia (UMU) para evaluar el daño histórico y ambiental de la minería metálica sobre la salud infantil entre la población de las diputaciones del Llano del Beal, El Estrecho y El Beal.

Los estudios que Peñas ha presentado al primer edil son: 'Ingeniería de la tierra y los recursos naturales', de la UPCT, y 'Bioderecho: Derecho, Ética y Medioambiente', de la UMU. Este académico pertenece al primero de los dos grupos de investigación, que trabaja desde hace tiempo sobre los problemas ambientales asociados con la minería metálica en el distrito minero de Cartagena-La Unión.

Niveles altos de metales pesados y metaloides

Según ha indicado el científico, en unos estudios iniciales han determinado los niveles de contaminantes en los suelos y parques de los jardines de estas áreas. Los resultados han sido muy elevados, con concentraciones que están por encima de los umbrales. Por este motivo han iniciado un estudio para averiguar si existe una transferencia hacia la población infantil de estas áreas.

"Tenemos que esperar hasta tener estos resultados para poder determinar si efectivamente existe un riesgo de transferencia hacia la población infantil o no"

Las pruebas realizadas han consistido en un primer estudio de los suelos en el que se ha detectado un nivel de exposición 300 veces por encima de lo normal a metales pesados y elementos traza como el arsénico, el cadmio, el cinc o el plomo, entre otros, una cifra que el científico considera "bastante" superior a la que debería darse en condiciones normales.

Este hecho derivó en una siguiente fase en la que se realizaron unos 'test in vitro' que simulan los fluidos corporales de cualquier ser humano (intestino, estómago, pulmón y piel). Dichos experimentos han revelado que los niveles son muy por encima en estómago e intestino y ha sido esto lo que, finalmente, les ha llevado a investigar el efecto en los seres vivos, concretamente en humanos, y en especial en los niños, ya que son los más vulnerables a la exposición a metales y metaloides.

No ha motivos para la alarma

No obstante, Peñas ha recalcado que no hay motivos para alarmarse. "En ningún momento podemos afirmar que existe a priori un riesgo, apreciamos que los niveles son significativamente superiores y tenemos que esperar hasta tener estos resultados para poder determinar si efectivamente existe un riesgo de transferencia hacia la población infantil o no; y si lo hay deberemos adoptar sobre todo medidas de corrección, es decir, la restauración de todos estos espacios degradados por la minería, y medidas conducentes a minimizar la exposición de los menores a estos contaminantes", puntualizaba.

Búsqueda de soluciones

En la misma línea ha añadido que trabajan en un proyecto para la descontaminación y el sellado de estos suelos de manera que sea más eficiente que los que se han desarrollado hasta el momento. "Tras la monitorización el proyecto fue un éxito", ha afirmado, y ha avanzado también que actualmente es una patente internacional y que hay países como Chile interesados ya en aplicar estas tecnologías en sus cuencas mineras.

En unos estudios iniciales han determinado los niveles de contaminantes en los suelos y parques de los jardines de estas áreas

El motivo que ha llevado a Peñas a presentar estas primeras hipótesis al alcalde, según él mismo ha indicado, está movido por la ética, que le ha empujado a transmitirle el alcance del estudio y de lo que se va a hacer a fin de que se vele por la salud y la integridad de los habitantes de esta zona, máxime teniendo en cuenta que las diversas administraciones e instituciones a las que se ha dirigido previamente no le han escuchado o no han prestado interés a sus advertencias. Tanto él como el primer edil han coincidido en que las competencias para remediar este inconveniente corresponden a instancias más altas.

Respaldo institucional del Ejecutivo municipal

José López ha declarado estar "absolutamente preocupado" por esta cuestión y se ha comprometido a no dar la espalda a este académico y su grupo de trabajo. Según ha adelantado, Peñas les ha puesto sobre aviso y ambos han concretado que en aproximadamente un mes el científico va a traer los resultados de los análisis y conclusiones, y a partir de aquí lo atenderán con los técnicos municipales. "Se contrastarán los datos que traigan con los técnicos municipales y si hace falta con otras instituciones", comentaba el alcalde.

"Una vez que tengamos las conclusiones y las podamos contrastar impulsaremos a las administraciones que sean necesarias, regionales, nacionales e incluso comunitarias y a la Fiscalía, si hiciera falta, para que avancen en mandatar a las empresas, propietarios y a las diferentes administraciones a que cumplan con su obligación y subsanen el problema", ha manifestado.

López se ha mostrado prudente y ha comentado que hay que esperar a que lleguen las conclusiones. Asimismo, ha garantizado que "como alcalde o como teniente de alcalde" va "a seguir trabajando por el bien de los cartageneros" y que pondrá todo de su parte para solventar esta cuestión en la medida de sus posibilidades.

"Lo que quiero es cumplir con mi obligación, y mi obligación obviamente está en que si hay contaminación en El Llano, y es un problema para los niños y la población, trabajar para subsanar de manera inmediata este problema", ha rematado.

Comentarios