Un nuevo informe insta a la acción mundial contra la contaminación minera

1
59
  • nuevo informe insta acción mundial contaminación minera

Sobre la Entidad

ONU
ONU
La Organización de las Naciones Unidas es una organización internacional formada por 193 países independientes. 
59

El 5 de noviembre de 2015, una presa de desechos en una mina de hierro del sureste de Brasil colapsó y desencadenó una marea de lodo que mató a 19 personas, desplazó a cientos más y contaminó 620 kilómetros de valles fértiles y estuarios antes de llegar al océano.

Dos años más tarde, las comunidades pesqueras vecinas de la desembocadura del río Doce, en la costa atlántica, siguen en el limbo como resultado del peor desastre ambiental de Brasil.

"La estructura social de esta región se puso patas arriba", relata Joca Thomé, residente de la aldea costera de Regência y líder de los esfuerzos oficiales para controlar el daño a la biodiversidad local.

"Muchas familias de aquí vivían de la pesca, pero el agua y los animales están contaminados con metales pesados, por lo que todavía está prohibido el consumo", dijo Thomé a ONU Medio Ambiente. "Los turistas se mantienen alejados porque la calidad del agua es baja y no se recomienda surfear. Aún vienen algunos, pero solo para ver lo que les sucedió al río y al océano".

Aunque el número de fallas en las presas ha disminuido en los últimos años, las fallas graves han aumentado, a pesar de los avances en la ingeniería que pueden prevenirlos

El desastre de la mina Germano es uno dentro del catálogo de incidentes similares destacados en el nuevo Reporte de Respuesta Rápida en el que se llama a la acción internacional para que el almacenamiento de desechos mineros sea más seguro. El reporte fue publicado en conjunto por ONU Medio Ambiente y GRID-Arendal, un centro colaborador de ONU Medio Ambiente.

El informe "Almacenamiento de residuos mineros: la seguridad no es un accidente" lamenta que, aunque el número de fallas en las presas ha disminuido en los últimos años, las fallas graves han aumentado, a pesar de los avances en la ingeniería que pueden prevenirlos.

Como en la mina Germano, podemos presenciar otras "olas de desechos mineros similares a un tsunami que puede destruir todo a su paso" e infligir daños a largo plazo al medio ambiente y a las comunidades que dependen de éste.

Si bien no existe un inventario de presas de relaves mineros accesible al público, se estima que haya unas 3.500 en todo el mundo. Es probable que sean más, ya que puede haber más de 30.000 minas industriales en todo el mundo, aunque no todas tendrán este tipo de diques.

El volumen global de desechos almacenados también es desconocido, sin embargo, los desastres recientes ilustran la escala potencial de los accidentes.

El colapso de la presa en la mina Germano, que es propiedad de los gigantes mineros globales Vale y BHP Billiton, liberó más de 33 millones de metros cúbicos de desechos sobrantes del procesamiento de mineral. El flujo de lodo destruyó el bosque a lo largo de las riberas de los ríos, aniquiló peces y otros animales salvajes, y cubrió el lecho y los bancos del río con lodo infértil.

Si bien no existe un inventario de presas de relaves mineros accesible al público, se estima que haya unas 3.500 en todo el mundo

Una falla de la presa en la mina de cobre y oro Mount Polley, en la Columbia Británica, Canadá, en 2014, liberó un volumen similar de residuos en un lago cercano, indica el informe de ONU Medio Ambiente, que enumera un total de 40 incidentes de este tipo solo en la última década.

El informe hace dos recomendaciones centrales que pueden ayudar a la industria a eliminar las fallas en las represas de relaves.

En primer lugar, exige un enfoque de "seguridad primero" para el almacenamiento de residuos mineros que debería reflejarse tanto en las acciones de gestión como en las operaciones sobre el terreno. Los reguladores, la industria y las comunidades deberían adoptar un objetivo de "cero fallas" en el que "los atributos de seguridad deberían evaluarse separados de las consideraciones económicas y el costo no debería ser el factor determinante", indica el informe, haciéndose eco de los expertos que examinaron el desastre de Mount Polley.

El informe también recomienda establecer un foro de partes interesadas para facilitar el fortalecimiento internacional de la regulación de estas represas.

Se podría considerar el establecimiento de una base de datos de sitios de minas, la identificación de las mejores prácticas y el desarrollo de soluciones técnicas para las principales causas de fallas. Las reglamentaciones podrían ampliarse para incluir, por ejemplo, la supervisión independiente de las presas de desechos y la aplicación de sanciones financieras y penales por incumplimiento.

El informe también analiza cómo las empresas mineras pueden adoptar procesos más limpios, nuevas tecnologías y materiales de reutilización para reducir el desperdicio.

Para Thomé, que trabaja para el Instituto de Conservación de la Biodiversidad Chico Mendes de Brasil, el objetivo debe ser erradicar estos desastres, porque las consecuencias para las víctimas, tanto materiales como psicológicas, son demasiado severas.

"Además de monitorear el impacto en el estuario y el océano, intento ayudar a la comunidad y a los pescadores a comprender lo que les ha sucedido", dice Thomé. "Ellos están recibiendo una compensación de la empresa minera para que puedan seguir adelante, pero miles de personas han visto sus vidas arruinadas y no saben cuál será su futuro".

Comentarios