De la tragedia a la oportunidad: África intenta superar el desafío del plomo

0
36

Africa's challenge with lead in batteries

  • El mundo recuerda a los 18 niños que murieron en 2008 envenenados con plomo en Senegal. Los países africanos trabajan para hacer sostenible el reciclaje seguro de las baterías con plomo y ácido, una amenaza silenciosa.

Sobre la Entidad

ONU
ONU
La Organización de las Naciones Unidas es una organización internacional formada por 193 países independientes. 
36

El mundo recuerda a los niños muertos en 2008 en la tragedia de Thiaroye-sur-Mer, en Senegal. El asesino no sólo acabó con la vida de las personas, sino que arrasó con el medio ambiente. En lugar de una guerra o un desastre natural, en este caso el culpable fue el plomo.

Tras la tragedia de Thiaroye-sur-Mer, las investigaciones identificaron como una amenaza silenciosa para esta comunidad costera el envenenamiento a causa del plomo proveniente del reciclaje local de baterías de automóviles.

El plomo es una sustancia tóxica con profundos efectos negativos para la salud. Los estudios han demostrado que altos niveles de plomo en la sangre conducen a la disminución del coeficiente intelectual, la pérdida de audición, la hiperactividad, un lapso de concentración reducido y un rendimiento escolar deficiente en los niños.

"El plomo de las baterías usadas es un problema importante en África. Cuando el plomo se recicla en un entorno inseguro, puede afectar a los niños y las mujeres embarazadas ", dijo Percy Onainwa, Director Ejecutivo del Centro para la Limpieza en la Tecnología de Producción y la Gestión de Residuos Peligrosos, de Nigeria.

"Hemos visto casos de intoxicación por plomo en varios países de África, como Kenia, Nigeria y Senegal. El envenenamiento ha matado a niños y ha afectado el suelo, el agua y la atmósfera", indicó.

Las baterías de plomo y ácido (o de plomo-ácido) son ampliamente utilizadas en África para alimentar desde automóviles hasta equipos de telecomunicaciones o sistemas eléctricos de reserva. Pero cuando estos útiles artefactos llegan al final de su vida, los esfuerzos para reciclar sus núcleos de plomo causan una contaminación generalizada.

"El plomo se considera el caballo de batalla de los sistemas de baterías recargables por su confiabilidad, bajo costo y buena vida de funcionamiento", explicó el coordinador de manejo de productos químicos y desechos de ONU Medio Ambiente, Abdourahmane Bary. "Pero el reciclaje inapropiado de las baterías usadas en muchos países africanos plantea un alto riesgo tanto para la salud humana como para el medio ambiente", aclaró.

Representantes de diez países africanos se reunieron en Uagadugú, Burkina Faso, del 19 al 21 de julio para discutir los impactos ambientales, sanitarios y socioeconómicos del reciclaje de baterías de plomo-ácido usadas (BAPU) en África, en un encuentro organizado por ONU Medio Ambiente en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente de Burkina Faso.

Las autoridades tuvieron la oportunidad de discutir estrategias regionales, subregionales y nacionales para abordar el reciclaje de estos productos.

"Los sectores industriales de Ghana carecen de mecanismos de control de la contaminación. Esto incluye las fundiciones de plomo de las baterías usadas, lo que plantea graves problemas ambientales y de salud ", dijo Lambert Faabeluon, Director de Estándar, Cumplimiento y Aplicación en la Agencia de Protección Ambiental de Ghana. "Con la ayuda de expertos internacionales hemos introducido nuevas medidas para controlar la contaminación", relató.

Como la mayoría de los países africanos carecen de instalaciones adecuadas para el reciclaje, han proliferado muchos sitios de reacondicionamiento de baterías sin licencia, así como recicladores ilegales de baterías de plomo y ácido.

Un estudio reciente estima que hay entre 10.599 y 29.241 sitios informales de procesamiento de baterías de de plomo y ácido donde la salud humana está en riesgo. El estudio en 90 países encontró que en sólo en 2013 los sitios informales de procesamiento de baterías de este tipo pusieron en riesgo la salud de hasta 16,8 millones de personas.

Hacia una colaboración regional para afrontar el desafío

El establecimiento de plantas de reciclaje de baterías usadas ecológicamente seguras requiere una inversión significativa, así como grandes cantidades de materia prima (en este caso baterías) para que sean económicamente viables.

Abdourahmane Bary, de ONU Medio Ambiente, indicó que estas cuestiones no deben disuadir a los países de reciclar las baterías de manera segura, y destacó el acuerdo alcanzado en la reunión de Burkina Faso para explorar el establecimiento de instalaciones subregionales de reciclaje.

Un estudio reciente estima que hay entre 10.599 y 29.241 sitios informales de procesamiento de baterías de de plomo y ácido donde la salud humana está en riesgo

"Los países africanos pueden unirse para desarrollar plantas de reciclaje adecuadas que puedan recibir baterías de otros países y tratarlas en un ambiente seguro", explicó Bary. "Esto limitará el crecimiento del sector informal del reciclaje y fortalecerá la cooperación regional para superar el problema del plomo de una manera sostenible".

Las instalaciones de reciclaje informales y sin licencia carecen de infraestructura básica de seguridad y los empleados a menudo trabajan en condiciones que los exponen a graves riesgos para su salud.

"En esta fábrica, derretimos varios metales para hacer ollas. Esta es una fuente de ingresos para nosotros. Hago hasta 1.500 francos (2,68 dólares) por día ", relató Dima Ali, trabajadora de una tienda de fusión artesanal en Uagadugú.

La tienda de fundición se encuentra a pocos metros de Badeya, una empresa con licencia para recoger las baterías usadas en la capital.

"Los trabajadores de este taller artesanal no usan ninguna protección. Funden varios metales, a veces con plomo dentro, y no saben el riesgo al que están expuestos ", dijo Mohamed Dakouo, propietario y gerente de Badeya.

"Recogemos las baterías usadas y las enviamos a Ghana para reciclarlas. Hay una empresa formal que cuenta con una infraestructura adecuada para reciclar estas baterías. (...) Utilizamos buenos camiones para transportar las baterías, esto evita el riesgo en caso de fuga de plomo", indicó.

El taller en Burkina Faso surgió como una respuesta de ONU Medio Ambiente para apoyar a los países africanos en sus esfuerzos por fortalecer y mejorar la implementación nacional, subregional y regional del manejo ambientalmente seguro de las baterías de plomo ácido.

"Es importante para nosotros ser parte de estas discusiones para encontrar una solución integral a este complejo asunto", dijo Dakouo sobre su decisión de unirse a la reunión en Burkina Faso. "Estamos en el terreno y tenemos mucho que compartir con expertos de otros países".

"Pedimos a nuestros gobiernos que debatan la cuestión del plomo en las baterías en la próxima Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente",  declaró el participante del taller Fagamou Sy, de Senegal. "Las autoridades necesitan encontrar una solución permanente para que nuestra gente pueda dejar en el pasado lo que causó la tragedia de 2008", expresó.

La Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el máximo órgano mundial de toma de decisiones ambientales, se reunirá en Nairobi, Kenia, del 4 al 6 de diciembre de 2017, con la contaminación como tema principal.

Comentarios