Spirulina platensis, la microalga energética

0
44

Sobre la Entidad

Conacyt
Agencia informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología México [ciencia+tecnología+innovación]
44
  • Spirulina platensis, microalga energética

Científicos del Departamento de Investigación en Alimentos (DIA) de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) en la Universidad Autónoma de Coahuila (Uadec) estudian la eficiencia de la cepa Saccharomyces cerevisiae en la transformación de azúcares de microalgas en alcohol, durante el proceso de fermentación, con potencial aplicación en la industria energética.

“El proyecto consiste en ver la eficiencia de una cepa Saccharomyces cerevisiae, su capacidad de transformar azúcares provenientes del almidón de microalgas metabólicamente en alcohol, mediante el proceso de fermentación, esto con el fin de buscar materias primas alternativas para la producción de biocombustibles para incrustarlo más en el sector industrial en el área de la fermentación alcohólica”, comentó Rogelio Aranda Padilla, colaborador del proyecto y estudiante de ingeniería en biotecnología de la Universidad Politécnica de Gómez Palacio, Durango.

Este proyecto emplea biomasa a partir de Spirulina platensis, microalga con alto valor nutritivo, color verde/azul y fuente natural importante de proteínas, lípidos y pigmentos.

El colaborador Aranda Padilla agregó que este proyecto podría tener relevancia en el área de los biocombustibles, debido a su importancia como nueva fuente para obtener bioetanol.

Los científicos desarrollan esta investigación en el laboratorio de biorrefinería del DIA y forma parte de la línea de investigación sobre el uso de microalgas como materia prima para el desarrollo de un proceso de producción de bioetanol de tercera generación.

De almidón a glucosa

El estudio, dirigido por el doctor Héctor Arturo Ruiz Leza, profesor investigador del DIA de la Facultad de Ciencias Químicas de la Uadec y miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), se enfoca en el análisis del rendimiento durante los procesos de prehidrólisis y una posterior fermentación, y el proceso de sacarificación y fermentación simultánea, para conocer la eficiencia de la levadura Saccharomyces cerevisiae en este tipo de biomasa.

“Con estos procesos se busca ver el rendimiento, qué tan óptimo se transforma nuestro almidón en glucosa y, a su vez, su transformación simultáneamente en etanol, esto nos da la pauta que, al trabajar juntos, tanto enzima con el sustrato, se van transformando al mismo tiempo. Es decir, conforme se va obteniendo el azúcar, se va obteniendo también producto nuevo”, explicó Aranda Padilla.

El investigador subrayó que los resultados de este estudio tendrán aplicación potencial en el área de los biocombustibles, automotriz, farmacéutica, entre otras.

“En el área de los biocombustibles, como lo sabemos, el etanol es muy utilizado, incluso con las innovaciones donde se emplea el bioetanol como un combustible, vemos el área automotriz donde diseñan nuevos automóviles considerando estos combustibles, además vemos una manera diferente de obtener alcohol. Por otra parte, en el caso de las empresas donde se puede utilizar el alcohol, están la farmacéutica y laboratorios”.

El colaborador Aranda Padilla señaló que este estudio es una etapa dentro de un proyecto mayor.

Lo que seguiría de esta parte del proyecto sería la biorrefinería, es decir, obtener distintos productos y subproductos a partir de la biomasa de microalgas, pudiendo obtener lípidos para la producción de biodiesel, proteínas para la industria alimentaria, pigmentos naturales, entre otros productos”, puntualizó el investigador.

Comentarios