Sogama logró incrementar la productividad de la planta de biogás del vertedero de Areosa en más de un 150 por ciento

0
84
84
  • Sogama logró incrementar productividad planta biogás vertedero Areosa más 150 ciento

En línea con los máximos históricos de residuos procesados en el complejo medioambiental de Cerceda durante el pasado año, Sogama también consiguió incrementar la productividad de la planta de biogás del vertedero de Areosa, y lo hizo en un 155,23 por ciento respecto a los valores alcanzados en el 2008. Aunque consiguió vender en ese período 5.499.446 kWh de energía producida a partir del biogás, en el 2011 ascendió a 14.036.254 kWh, una cifra también muy superior a la del 2010, con 9.562.330 KWh. Si comparamos estas dos anualidades, estaríamos hablando de un incremento productivo del 46,79 por ciento.

Lógicamente, esta mejora de resultados en el aprovechamiento del biogás, materializada a través de tres motores con una potencia instalada de 2,2 MW (en España hay 97 motores con una potencia global cercana a los 100 MW), ha tenido fiel reflejo en lo beneficios económicos percibidos por Sogama, que ascendieron el pasado año a 261.797 euros, un importe muy distanciado de los 50.640 euros del 2010 y los 1.541 euros del 2009, con unos ingresos menores debidos también a la caída del precio de la energía.

En el caso de esta planta, Sogama, en el marco del RD 661/2007, optó por el precio de mercado en cada momento más la prima correspondiente, que asciende a 3,829 c€/kWh
El balance provisional del año en curso apunta a que la tendencia es dar continuidad a la eficiencia de esta instalación, toda vez que en el período comprendido entre enero y junio la entidad consiguió vender 6.952.913 kWh, un 7,74 por ciento más que en 2011 (con 6.453.609 kWh) y un 61,81 por ciento más que en 2010 (con 4.296.888 kWh).

Condiciones retributivas más ventajosas

La ampliación del sistema de desgasificación a otras áreas del vertedero, y que contempló la instalación de 27 pozos extractores de tipo vertical y 15 metros de profundidad media, ha hecho posible llegar a estas cifras, además de mejorar las condiciones de seguridad y estabilidad del recinto, impidiendo la liberación directa de gas metano a la atmósfera, lo que traería consigo importantes riesgos medioambientales tales como mayores emisiones de CO2, posibles daños a la vegetación y probabilidades de explosiones e incendios, al tiempo que se desperdiciaría una fuente de energía renovable de gran interés en el actual escenario de crisis energética a nivel mundial.

Pero para que esta nueva red de aprovechamiento de biogás fuese viable y, por tanto, se incrementase el volumen de energía exportada a la red, Sogama suscribió, en mayo de 2010, una addenda al contrato inicial rubricado en el 2001 con la concesionaria de la operación y mantenimiento de la planta, la UTE Biocerceda, acordando prorrogar la relación contractual entre ambas entidades hasta el año 2016, así como nuevas condiciones retributivas más ventajosas para la Sociedad, toda vez que la inversión necesaria para la ampliación de la desgasificación (650.000 euros) era difícil de recuperar por la UTE antes de la fecha prevista para la finalización del contrato (diciembre de 2012).

La planta de biogás se mantendrá en la Disposición Transitoria Primera del RD 661/2007 hasta la fecha establecida en dicha disposición. A partir del 31 de diciembre de 2012, Sogama podrá optar por aquella alternativa de venta de la energía que considere más conveniente.

Entre las primeras de España

Actualmente existen en España cerca de 40 vertederos que cuentan con plantas asociadas de generación de energía eléctrica a partir de biogás, un gas combustible formado principalmente por dióxido de carbono (CO2) -en un 30/40 por ciento- y metano (CH4) -en un 50/60 por ciento-, que se produce en los vertederos de residuos urbanos por la descomposición de la materia orgánica en condiciones anaerobias (en ausencia de aire) y bajo la acción de ciertos microorganismos.

A nivel estatal, la planta de biogás de Areosa fue una de las primeras en ponerse en marcha, situándose durante unos años entre las de mayor tamaño. Si atendemos a la potencia instalada, ocuparía el séptimo lugar, posicionándose a la cabeza Valdemingómez, en Madrid, seguida por Garraf, en Barcelona. Por número de motores, subiría al quinto lugar, junto con la de Colmenar Viejo, en Madrid, pero si consideramos la disponibilidad y la producción media de motores, se encontraría entre las cuatro primeras como resultado de una cuidadosa explotación del vertedero y un adecuado dimensionamiento de sus fases.

Comentarios