La UE y la FAO unen fuerzas frente al desperdicio de alimentos

0
11

Sobre la Entidad

FAO
FAO
Alcanzar la seguridad alimentaria para todos y asegurar que las personas tengan acceso a alimentos de buena calidad que les permitan llevar una vida activa y saludable es la esencia de las actividades de la FAO.
11
  • UE y FAO unen fuerzas frente al desperdicio alimentos
  • El Comisario de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea y el Director General de la FAO acuerdan reforzar su alianza estratégica

El Comisario de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, Vytenis Andriukaitis, y el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, acordaron incrementar la colaboración entre ambas organizaciones para abordar el problema de los desperdicios, la inocuidad alimentaria y la resistencia a los antimicrobianos en las cadenas de suministro alimentario.

En una nueva declaración de intenciones, la FAO y la UE se comprometen a trabajar juntos para reducir a la mitad el desperdicio per cápita de alimentos en 2030, objetivo fijado en la nueva agenda global de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. También acuerdan intensificar la cooperación para frenar la propagación de la resistencia a los antimicrobianos (AMR, por sus siglas en inglés) en las explotaciones agrícolas y los sistemas alimentarios.

En el acto de la firma en la sede de la FAO en Roma, el Comisario Andriukaitis afirmó: “la pérdida y desperdicio de alimentos representan un despilfarro inaceptable de recursos escasos y aumentan la inseguridad alimentaria, mientras que la AMR supone una grave carga social y económica”, y añadió: “estamos cada vez más unidos y somos más eficientes y estratégicos a la hora de abordar estos problemas y, por tanto, debemos celebrar este acuerdo”.

La FAO y la UE se comprometen a trabajar juntos para reducir a la mitad el desperdicio per cápita de alimentos en 2030 

Tras asegurar que la AMR es una "preocupación mundial", Graziano da Silva advirtió que "desafortunadamente el uso de antibióticos, incluyendo el destinado a potenciar el crecimiento, ya se ha extendido".

Explicó la perspectiva de la FAO de que los antibióticos y otros antimicrobianos deberían usarse sólo para curar enfermedades y, en determinadas circunstancias, prevenir epidemias. Insistió en qué no tienen que usarse para estimular el crecimiento de los animales. 

Señalando que la pérdida y el desperdicio de alimentos están relacionados con numerosos aspectos del desarrollo sostenible, Graziano da Silva subrayó la importancia de contar con asociaciones sólidas, como la forjada entra la FAO y la UE, para abordar el problema.

Preocupación compartida

A nivel mundial, un tercio de todos los alimentos destinados al consumo humano -1 300 millones de toneladas- se pierden o desperdician cada año, provocando enormes pérdidas económicas y derrochando recursos naturales. Sólo en Europa, se desperdician unos 88 millones de toneladas de alimentos cada año, con unos costes asociados cifrados en 143 000 millones de euros, según las estimaciones de la UE.

Mientras tanto, el mayor uso –y abuso- de medicamentos antimicrobianos en la sanidad humana y animal ha contribuido al aumento del número de microbios patógenos que son resistentes a los medicamentos utilizados en su tratamiento, como los antibióticos.

Esto hace que la AMR sea una amenaza creciente que en 2050 podría ocasionar la muerte de hasta 10 millones de personas al año y pérdidas para la economía mundial de más de 100 millones de dólares EEUU, según algunos estudios. Además de los riesgos para la salud pública, la AMR tiene consecuencias para la seguridad alimentaria, al ser un obstáculo para el bienestar económico de millones de familias agrícolas en todo el mundo.

La pérdida y el desperdicio de alimentos están relacionados con numerosos aspectos del desarrollo sostenible

Aliados naturales

La actual asociación reforzada refleja la convergencia de las prioridades de la FAO y la UE en el ámbito de la inocuidad de los alimentos y la seguridad alimentaria.

La FAO lidera un esfuerzo internacional para mejorar la medición mundial de la pérdida y desperdicio de alimentos, incluyendo la publicación de un Índice mundial anual de pérdida de alimentos; la Comisión Europea trabaja por su lado en desarrollar una metodología para medir el desperdicio de alimentos como parte de su “Plan de acción para la economía circular”. La FAO ya es un miembro activo de la Plataforma de la UE sobre la pérdida y desperdicio de alimentos. 

En junio, la Comisión Europea aprobó un nuevo Plan de acción de la UE sobre la AMR, basado en el enfoque de la iniciativa “Una salud” y completamente alineado con el Plan de acción mundial de la OMS sobre la AMR y el Plan de acción de la FAO sobre la AMR para 2016-2020, centrado específicamente en abordar el problema en las cadenas alimentarias.

Existen numerosas oportunidades para aprovechar en forma estratégica el conocimiento y los recursos de ambas organizaciones. Algunos ejemplos: 

  • Sincronizar los esfuerzos para cuantificar las pérdidas y el desperdicio de alimentos en cada etapa de la cadena alimentaria
  • Mejorar el intercambio de información y datos objetivos relacionados con el empleo de antimicrobianos en la producción de alimentos, y las mejores prácticas de gestión de la AMR
  • Esfuerzos conjuntos en materia de promoción y educación para fomentar el uso responsable de los antimicrobianos y mejorar la higiene de las explotaciones agrícolas, con el objetivo de reducir la necesidad de utilizarlos
  • Ayudar a los países a elaborar la legislación sobre el uso de antimicrobianos
  • Formación y creación de capacidad conjuntas con el objetivo de mejorar la capacidad nacional para realizar un seguimiento de la utilización de antibióticos en los sistemas alimentarios y cartografiar la presencia de la AMR.

La FAO y la UE colaborarán igualmente en ayudar a los gobiernos a implementar las normas y directrices relacionadas con la AMR aprobadas por la Comisión del Codex Alimentarius.

La UE es el mayor donante de contribuciones voluntarias a la FAO -además de sus cuotas evaluadas periódicamente-, y las dos organizaciones cuentan con una larga trayectoria de cooperación en diversos campos.

Comentarios