La Diputación Foral de Gipuzkoa subvencionará este año 29 proyectos de prevención y reutilización de residuos urbanos

28
28

El Departamento de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Diputación Foral de Gipuzkoa destinará el presente año la cantidad de 547.592,65 euros a subvencionar proyectos de promoción de prevención y reutilización de residuos urbanos. La Diputación Foral ayudará a un total de 29 proyectos, presentados por ayuntamientos, mancomunidades o asociaciones.

Son en su mayoría proyectos ligados al compostaje, bajo el principio de que la mejor prevención de residuos es no generarlos: creación de centros de compostaje comunitario, promoción del compostaje doméstico, o realización de planes de compostaje. Hay, sin embargo, alguna excepción, como es la del Ayuntamiento de Zarautz, que recibirá una subvención para llevar a cabo un plan local de prevención de residuos urbanos, ligado a la Agenda Local 21.

Los ayuntamientos de Aduna, Legazpi, Usurbil y Eskoriatza crearán centros de compostaje comunitario. El de San Sebastián, por su parte, instalará diez puntos de compostaje. El Ayuntamiento de Astigarraga, entre otros, promocionará el compostaje doméstico. En el caso de las mancomunidades, todas ellas han presentado proyectos de diseño y puesta en marcha de planes integrales de compostaje, que serán subvencionados.

Hay también un proyecto educativo, presentado por la asociación Konpostari Elkartea, titulado Konposta eta zizareak eskolara. Su objetivo es mostrar en qué consiste el compostaje al alumnado de los centros educativos de la comarca de Urola Kosta.

En palabras de Ainhoa Iraola, directora de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, «las subvenciones han tenido una gran acogida, mayor que el año precedente, lo que pone en evidencia el nivel de conciencia de la ciudadanía y los municipios guipuzcoanos.

Gipuzkoa es cada vez más consciente de que la solución reside en generar el menor número posible de residuos, en su reutilización y en su reciclaje. La Diputación Foral de Gipuzkoa mantiene un firme compromiso con proyectos que, en esta vía, ayuden a mejorar la calidad de vida de los guipuzcoanos y guipuzcoanas, a actuar de manera más responsable, y a relacionarse de manera más adecuada con la naturaleza».