Galicia recuerda que el reciclaje es vital para el cuidado del medio ambiente

0
14
  • Galicia recuerda que reciclaje es vital cuidado medio ambiente
  • El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra recordó la importancia del reciclaje para el cuidado del medio ambiente y destacó que los ayuntamientos de la provincia reciclaron en 2016 cerca de 13.775 toneladas de vidrio, lo que supone un promedio de 14,6 kilos por habitante

Sobre la Entidad

Xunta de Galicia
La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, visitó el expositor que Ecovidrio instaló en la ciudad del Lérez con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente.

En el acto estuvo acompañado del gerente de Ecovidrio para Galicia y Asturias. Además de informar a los pontevedreses sobre la importancia del reciclaje de vidrio, también se colocaron dos iglús vinilados en la plaza de Ourense con dos monitoras ambientales que regalaron una planta culinaria (menta, romero o perejil) a los que se animaron a depositar su vidrio en estos iglús.

La ciudad de Pontevedra, según los datos que maneja Ecovidrio, aun tiene mucho que mejorar en este campo, ya que en la misma se recogieron 10,2 kilos por habitante en 2016 frente al promedio gallego de 15,3 kilos por habitante.

El reciclaje de vidrio es un elemento clave en la lucha por el cambio climático

En este sentido, el delegado territorial hizo un llamamiento a la ciudadanía de la villa del Lérez para reciclar no solo vidrio, sino también papel y plástico.

En relación al vidrio, Cores Tourís recordó el esfuerzo que está realizando el conjunto de la sociedad pontevedresa en el campo del reciclaje de vidrio, y destacó que los ayuntamientos de la provincia depositaron 13.774 toneladas de vidrio en los contenedores verdes, lo que significa un promedio de 14,6 kg/hab. A nivel gallego, fueron 41.253 las toneladas de residuos de envases de vidrio recicladas a través del depósito en los iglús verdes a lo largo de 2016, lo que supone un incremento de un 3,5% con respecto al año 2015.

El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra y el gerente de zona de Ecoembes coincidieron en que una de las razones del mantenimiento en la provincia de Pontevedra del volumen de reciclaje se debe a la concienciación ciudadana sobre los beneficios que reporta al medio ambiente y al hecho de reciclar este tipo de residuos, dándoles una segunda vida.

Hace falta recordar que en la actualidad, todos los ayuntamientos de Galicia están adheridos al Convenio marco firmado entre la Consellería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y Ecovidrio en el año 2013.

Se concluye que la provincia de Pontevedra, al igual que el resto de provincias gallegas, han mejorado sus datos relativos a la recogida de este tipo de residuos, comparados con las cifras registradas en 2015, cuando fueron 13,5 los millones de kilos de vidrio recogidos”, explicó Cores Tourís, quien añadió que “estas cifras nos indican que Galicia avanza en la buena senda para cumplir el reto de reciclar un 60% del vidrio en 2020, pues en la actualidad la valorización de este material se sitúa en el 54%”.

Hace falta destacar que el reciclaje de vidrio aumentó en siete puntos en el período 2011-2015, pasando del 47% al 54%, lo que la sitúa como la fracción de residuos que más creció en estos años, en comparación con el resto de fracciones de recogida selectiva.

Otro aspecto importante a destacar es la calidad de la recogida selectiva, que presenta unos buenos resultados. Esta fracción presenta bajos niveles de porcentaje de impropios, las cales, desde 2011, se mantuvieron estables alrededor del 5,75 – 5,82%. Esta es la segunda fracción con el porcentaje de impropios más baja, sólo superada por los resultados conseguidos por la fracción de papel-cartón (1,82%).

Según recordó Cores Tourís, el reciclaje de vidrio es un elemento clave en la lucha por el cambio climático. Gracias al vidrio depositado en los colectores verdes, los gallegos lograron:

  • Minimizar la emisión de 27.000 toneladas de CO2, lo que equivale a retirar 6.700 coches de la carretera durante un año.
  • Evitar la extracción de 49.500 toneladas de materias primas, lo que representa cinco veces el peso de la Torre Eiffel.
  • Ahorro de 91.600 MWh de energía.

Estos resultados son una gran noticia para la sociedad gallega, que consolida un hábito sostenible y responsable y, por enzima de todo, para el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático. Las cifras demuestran la eficacia del modelo colector y su vigencia y potencial tras casi 20 años de vida en la comunidad.

Comentarios