Telefónica digitaliza la gestión de sus residuos para impulsar la economía circular

0
76
  • Telefónica digitaliza gestión residuos impulsar economía circular
    Edificio Telefónica en Madrid (Wikipedia/CC)

Sobre la Entidad

Telefónica
Telefónica es una compañía sensible a los nuevos retos que exige la sociedad actual.
76

La humanidad genera 1 billón de toneladas de residuos anualmente. Suiza es el país que más recicla, un 52%. Y la basura va en aumento. La que más preocupa es quizás la electrónica (e-waste): unos 42 millones de toneladas al año, de las que solo se destinan al reciclaje un 17%. Si se recuperaran todos los materiales del e-waste, se obtendrían 52.000 millones, y, lo que es más importante, se evitarían la contaminación del medio ambiente y los riesgos para la salud. La economía circular permite abordar este problema.

Pensando en todo ello, Telefónica está digitalizando la gestión de sus residuos en Europa y Latinoamérica, más de 23.000 toneladas en 2016, un 12% menos. ¿Cómo? Con una herramienta, denominada GReTel (Gestión de Residuos de Telefónica) y desarrollada por la start-up gallega Teimas Desenvolvemento, única empresa española especializada en el desarrollo de tecnologías para el sector de la gestión de residuos.

La nueva plataforma ya funciona en España y Colombia y este año llegará a los otros 15 países en los que Telefónica tiene presencia

¿Qué busca la dirección de Sostenibilidad de Telefónica con GReTel? Reducir aún más su impacto ambiental mediante planes de minimización de generación de residuos, reciclaje y reúso interno de, principalmente, aparatos eléctricos y electrónicos. De esta forma, Telefónica dará un paso más en su estrategia de crecimiento verde, alineándose con las propuestas que –especialmente desde la UE– reclaman a empresas y gobiernos avanzar hacia un modelo de economía circular. Esta herramienta generará la información necesaria para conseguirlo. 

La nueva plataforma ya se ha puesto en marcha en España y Colombia, y este año se iniciará su implementación en los otros 15 países en los que Telefónica tiene presencia. El despliegue está siendo acompañado de sus respectivos planes de comunicación y formación interna.

Telefónica cuenta con una Política Ambiental que aplica a todas las empresas vinculadas al Grupo y que marca las líneas a seguir para la reducción de los impactos medioambientales que puedan generarse en sus instalaciones por la prestación de sus servicios. Gracias a la plataforma desarrollada por Teimas, dispondrá de un registro de todos los residuos generados en sus centros de trabajo, independientemente del país en el que estén ubicados y la actividad que desarrollen –oficinas, estaciones base, centros de I+D+i...–, que le permitirá generar información útil como mediciones, ratios de reutilización, valorización y reciclado de residuos, etc.

De las 23.000 toneladas de basura que genera Telefónica, 5.247 toneladas son residuos electrónicos y equipos usados, tanto de la compañía como de sus clientes

GReTel consiste en el diseño e implementación de un Sistema de Gestión de Residuos, tipo web, cuyo objetivo principal es el de aumentar la valorización de los residuos gestionados mediante la digitalización del proceso, así como la minimización de los riesgos asociados.

Este objetivo se traduce en el aumento de los ingresos por la venta de residuos, la disminución los riesgos de incumplimiento legal en materia de residuos, que cada vez es más exigente en los países donde opera Telefónica (Responsabilidad Extendida del Productor), la mejora la eficiencia de los procesos de gestión de residuos y disminución de la contaminación ambiental.

Qué tipo de residuos tiene Telefónica

De las más de 23.500 toneladas de residuos generadas por Telefónica en 2016, el 66% –más de 15.500 toneladas– fueron cables originados en el proceso de transformación de la red, de los que el 98% se reciclaron.

Mención aparte merecen los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), el flujo de desechos que más está aumentando en todo el mundo en los últimos años, fruto de una sociedad cada vez más tecnológica. Telefónica gestionó el año pasado 5.247 toneladas de residuos electrónicos y equipos usados, generados tanto por la propia compañía como por sus clientes. Del total, un 27% fueron reutilizados y un 69% reciclados para extraer y reaprovechar sus componentes –los residuos electrónicos contienen metales valiosos como oro, plata o cobre–. Tan solo un 4%, principalmente materiales no recuperables, se destinaron a vertedero o incineración. El aumento del reúso es uno de los principales objetivos que se persiguen.

La facturación electrónica permite a Telefónica evitar el uso de 3.500 toneladas de papel, que suponen la tala de 60.000 árboles

Otros flujos de residuos fueron el papel y cartón, con 1.182 toneladas –la facturación electrónica ha permitido a Telefónica evitar el uso de 3.500 toneladas de papel, que suponen la tala de 60.000 árboles–, o ciertos residuos peligrosos como baterías, que aunque se generan en menor cantidad, requieren un control riguroso en cuanto a su gestión y tratamiento debido a su potencial impacto en el medio.

Estas cifras dan una idea de la importancia de llevar un registro preciso de la generación de residuos dentro del grupo, así como de su destino final, al objeto de desarrollar una estrategia fundamentada en los principios de la economía circular y la sostenibilidad ambiental.

Diversidad de normativas ambientales

Por otro lado, la herramienta GReTel, disponible a través de internet y desde cualquier dispositivo conectado a la red, facilitará a Telefónica el cumplimiento de las diversas normativas ambientales –especialmente complejas en materia de residuos– vigentes en los diferentes países de Europa y Latinoamérica en los que opera. 

Comentarios