¿Es posible obtener metales estratégicos a partir de la valorización energética de residuos?

0
58

Sobre la Entidad

Tecnalia
La misión de TECNALIA es TRANSFORMAR la TECNOLOGÍA en PIB, mediante los siguientes instrumentos que configuran nuestra oferta.
58
  • ¿Es posible obtener metales estratégicos partir valorización energética residuos?
  • FARM permitirá reducir la dependencia de cadenas de suministro exteriores asegurando la competitividad de las empresas

Los metales estratégicos son un grupo de elementos que se encuentran en la Tierra en cantidades muy pequeñas, pero que son críticos para ciertos procesos productivos (electrónica, catalizadores…). En estos materiales se combina su enorme importancia económica con un alto riesgo. Si falla el suministro de los mismos se caería toda la industria productiva que los utiliza, así como la industria accesoria. Por esta razón la obtención de materiales estratégicos a partir de los residuos ha sido reconocida por la “European Innovation Partnership” como un pilar esencial para mitigar este riesgo y asegurar la competitividad de las empresas.

En este ámbito el consorcio FARM ha desarrollado una planta piloto que realiza un proceso integral de concentración y reciclaje de metales estratégicos, además de los mayoritarios, presentes en los residuos generados en instalaciones de valorización energética de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU).

Las instalaciones de valorización energética de RSU, como las que URBASER gestiona en diversos países europeos, generan dos tipos de residuos: cenizas de la depuración de la corriente gaseosa (con dos características diferentes) y escorias obtenidas directamente del horno. Las primeras se generan en una proporción de un 3-5% respecto del peso del residuo original, mientras las escorias constituyen un 20% del peso original. En el momento actual estos “residuos” básicamente se disponen en vertedero. La tecnología en que se basa la planta piloto desarrollada permite aplicar un proceso integral que permite reciclar todos los metales contenidos en estas “nuevas materias primas”, tanto los minoritarios de alto valor añadido, como los mayoritarios (Zn, Pb, Cu, …)

El proyecto se ha acometido a través del consorcio FARM que integra los conocimientos científicos, técnicos y de negocio necesarios para evaluar la viabilidad técnica, económica, comercial y ambiental de las soluciones desarrolladas. URBASER, coordinador del proyecto, ha aportado tanto la materia prima como el mercado potencial y su conocimiento de las instalaciones de valorización energética. TECNALIA ha desarrollado tecnologías de valorización basados en procesos de concentración piro-hidrometalúrgicas, y la UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID ha estudiado alternativas basadas en tecnologías mineralúrgicas.

El proyecto FARM, que ha finalizado en el 2016, y que se ha desarrollado en el marco de la convocatoria RETOS-COLABORACIÓN 2014 del Ministerio de Economía y Competitividad, ha permitido el desarrollo de esta planta piloto que permite obtener estos metales de alto valor añadido a partir de los residuos de valorización energética de RSUs.

Comentarios