La campaña gallega "Oportunidades Galicia" alcanza a más de 93.000 personas

0
8

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
8
  • campaña gallega "Oportunidades Galicia" alcanza más 93.000 personas
  • A través de un trailer, un aula móvil y una carpa informativa, la campaña, liderada por la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio, ha ejecutado desde hace poco más de un año más de 1.900 acciones en ayuntamientos, centros escolares, centros comerciales, asociaciones, campamentos y eventos deportivos.
  • El objetivo de la misma, al que también contribuye Ecoembes y Sogama, es incrementar las tasas de reciclaje en Galicia y avanzar hacia la economía circular.
  • Mediante distintas actividades, educadores especializados proporcionan información y formación a los ciudadanos y contribuyen a incrementar sus conocimientos en la materia, además de escucharles, solventar sus dudas y tomar nota de sus propuestas.

Transcurrido poco más de un año desde su lanzamiento, la campaña autonómica “Oportunidades Galicia. Separemos ben, reciclaremos mellor” se salda con un balance de 93.094 personas atendidas a través de 1.928 acciones, que fueron desarrolladas en ayuntamientos, centros escolares, centros comerciales, asociaciones, campamentos y eventos deportivos, entre otros.

Utilizando recursos de apoyo tales como trailers, aulas móviles y carpas informativas, la campaña ha viajado por toda Galicia con el objetivo de formar e instruir a la población en una gestión más racional, sostenible e inteligente de los desechos municipales, concienciándola sobre la necesidad de que modifique ciertos hábitos para consumir de forma responsable, para aprovechar al máximo los productos y para segregarlos por tipologías cuando su vida útil haya finalizado, depositándolos en los contenedores adecuados, y que se encuentran a su alcance en las vías públicas: amarillo, para latas, briks y envases de plástico; azul, para envases de cartón y papel; iglú verde, para envases de vidrio; contenedor para pilas; y verde convencional, para la fracción resto. Una práctica que únicamente requiere de un mínimo de conocimientos, aunque sí de cierta voluntad.

Crear conciencia

La pretensión, a través de la campaña que nos ocupa, es conseguir precisamente que los ciudadanos se conviertan en agentes del cambio, que colaboren en el sistema cada día, convencidos de que su esfuerzo estará beneficiando al medio ambiente y que redundará en un mayor bienestar y calidad de vida, ahora y en el futuro.

Pero, más allá de fomentar un nuevo estilo de vida, también se pretende que los que decidan colaborar en el reciclaje, lleven a cabo una tarea educativa en su entorno familiar y social más inmediato para convencer a los demás de las bondades del mismo y que no sólo se limitan a las puramente ecológicas, sino también a las económicas y sociales, extensivas a la creación de empleo.

Los educadores, a través de las múltiples acciones que cada día llevan a cabo, desempeñan un papel fundamental en el ámbito pedagógico, toda vez que, con su trabajo y dedicación, logran remover conciencias y sumar esfuerzos en aras de un desarrollo más equilibrado y justo.

Concursos orientados a centros escolares, escuelas de arte y ayuntamientos complementan este esfuerzo para dar visibilidad a lo aparentemente inservible y dejando constancia de las múltiples vidas que puede tener un envase de yogur, una lata o un brik. Tan sólo con el gesto de depositarlo en el lugar correspondiente, en este caso el contenedor amarillo, su recuperación estará garantizada, al igual que lo estará el ahorro de energía y materias primas.

Cerrando el círculo

“Oportunidades Galicia” es una campaña liderada y coordinada por la Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio, y apoyada por Ecoembes y Sogama, cuyo principal objetivo es incrementar las tasas de reciclado en Galicia, contribuyendo a abandonar el modo de vida lineal, dominado por la máxima de extraer-fabricar-consumir-tirar, y abrir el camino hacia la economía circular.

A través de esta iniciativa, los ciudadanos reciben formación, incrementan sus conocimientos en el reciclaje y tienen la oportunidad de consultar dudas, corregir errores, compartir experiencias y hacer propuestas. Una dinámica social con un beneficio incuestionable: la sostenibilidad.

Comentarios