"Si cada uno sabe dónde depositar sus residuos, daremos un gran paso hacia la economía circular"

0
15
  • "Si cada sabe dónde depositar residuos, daremos gran paso economía circular"
  • Así se expresó el Director General de Sogama en Radio Voz Galicia, donde realizó un balance de los 25 años de vida de la entidad y los proyectos que tiene en cartera, que la situarán como referente europeo tras haber afianzado su liderazgo en España.
  • Asegura que la máxima recuperación debe regir la gestión de los residuos, de ahí el esfuerzo que es necesario realizar para dar más vidas a los productos.
  • En el marco de esta filosofía empresarial se asienta la ampliación del complejo industrial de la entidad, que permitirá multiplicar por cuatro su aportación al reciclaje y minimizar el vertido.
  • Considera que los países europeos del norte deben ser el espejo en el que mirarse, toda vez que sólo llevan a vertedero el 5% de los desechos, mientras que en España este porcentaje se dispara hasta el 55%.
  • El reciclaje de la materia orgánica figura en la agenda de la Sociedad. No en vano, ya ha distribuido más de 7.200 compostadores domésticos entre cerca de 220 entidades y, en breve, contará con una planta de compostaje industrial.
  • También en este marco la empresa ha decidido participar en un proyecto de cooperación transfronteriza Galicia-Norte de Portugal que tiene por objeto poner en valor los residuos orgánicos y reducir el uso del vertedero.

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
15

En una entrevista concedida a Radio Voz Galicia, el Director General de Sogama, Isidro García Téllez, se mostró satisfecho con el camino recorrido por esta entidad pública, que ya ha cumplido 25 años al servicio de Galicia. “Los inicios no fueron fáciles. Se trataba de un proyecto innovador que chocó con mentalidades poco receptivas a los cambios”, señaló. No obstante, los logros alcanzados por la compañía durante el último decenio la han consolidado como líder en España en su modalidad y, una vez culminada su ampliación industrial, se erigirá en uno de los referentes europeos por excelencia.

Pero, a pesar de los avances, la Sociedade Galega do Medio Ambiente no baja la guardia. Su máxima es la recuperación. “Los materiales tienen mucha vida y hay que aprovecharlos en su totalidad”, sostiene su Director General. A su juicio, las múltiples oportunidades que se puedan ofrecer a los productos constituyen la clave del éxito. “Lo motivador es la transformación. Crear algo útil de lo aparentemente inútil”. Y ese es precisamente el principio que guía el plan empresarial de la Sociedad para los dos próximos años: ampliar su complejo medioambiental mediante la puesta en marcha de una nueva planta que permitirán multiplicar por cuatro la recuperación de materiales y contribuir en gran medida a cumplir con los objetivos que marca Europa, esto es, más reciclaje y menos vertido.

Más eficiencia y menos vertido

"En España se lleva a vertedero el 55% y en Europa del norte sólo el 5%. Y ese 5% es la aspiración de Sogama"

El balance industrial del primer semestre no puede ser más favorable. “Hemos reducido la cantidad de residuos desviados al vertedero de Areosa y hemos incrementado la recuperación material y energética”. De hecho, la entidad, tal y como aseguró, genera más de medio millón de MWh, lo que equivale al consumo energético del 12% de los hogares gallegos. Y lo hace además produciendo energía a partir de los desechos no reciclables, circunstancia que evita el consumo de combustibles fósiles y emisiones de CO2.

Isidro García considera que Galicia ha emprendido el camino correcto y el fin último debe ser reducir el vertido a mínimos, siguiendo la estela de los países europeos más avanzados. “En España se lleva a vertedero el 55% y en Europa del norte sólo el 5%. Y ese 5% es la aspiración de Sogama”, aseveró.

Pero la sostenibilidad no se ha quedado en la planta. También ha llegado al ferrocarril al pasar de un 25% al 43% en poco más de un año, con el objetivo puesto en el 55% para 2018. “Queremos quitar camiones de la carretera y el tren nos permite realizar un transporte de residuos más eficiente, rápido, sostenible, con más carga de mercancía y con menos emisiones”, defendió.

La valorización de los residuos: en la agenda

Y la apuesta de la empresa por el reciclaje de la materia orgánica no se ha hecho esperar. El programa de compostaje doméstico de Sogama ya cuenta con cerca de 220 entidades adscritas, habiendo repartido entre las mismas más de 7.200 compostadores. Sus beneficios ambientales, económicos y sociales son incuestionables, de ahí que cada vez sean más los ayuntamientos que quieren adherirse a este proyecto para que los vecinos que habitan en viviendas unifamiliares cierren el ciclo de reciclaje de la fracción orgánica en los propios hogares y reduzcan la cantidad de desechos depositados en los contenedores verdes convencionales.

Y esta iniciativa ha llevado a otra no menos importante: la futura planta de compostaje industrial, que estará operativa hacia finales de este año y en la que se procesarán los restos orgánicos procedentes de la recogida selectiva efectuada en los municipios limítrofes con Cerceda. Con una capacidad para procesar 15.000 toneladas anuales, en esta infraestructura se prevé obtener entre 3.000 y 4.000 toneladas de compost de buena calidad.

Y en este marco, la empresa, junto con otros socios gallegos y portugueses, ha decidido participar en un proyecto de cooperación transfronteriza Galicia-Norte de Portugal (POCTEP 2014-2020), que tiene por objeto poner en valor los residuos orgánicos para diversas aplicaciones y minimizar el depósito en vertedero, fin último de la economía circular. “Queremos aprovechar sinergias e intentar que el eje atlántico se vea reforzado con la recuperación de materiales”, apuntó García Téllez.

Consumir de forma responsable, producir menos basura, aprovechar los productos y recuperarlos una vez convertidos en residuos constituyen las principales reglas del juego de la sostenibilidad. “Si cada uno sabe en qué contenedor debe depositar sus desechos, estaremos dando un gran paso hacia la economía circular”, resolvió.

Comentarios