¿Cómo seleccionar los residuos en el modelo Sogama?

1
195
  • ¿Cómo seleccionar residuos modelo Sogama?
  • La colaboración ciudadana resulta esencial para incrementar las tasas de reciclado. Separar los residuos y depositarlos en el contenedor correspondiente constituye el primer paso para activar la cadena del reciclaje.
  • Pero la confusión y el desconocimiento pueden dar lugar a errores que entorpecen el proceso. A continuación concretamos los materiales que deben y no deben depositarse en cada recipiente, propiciando al mismo tiempo unas sencillas recomendaciones.

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
195

La aplicación prioritaria y efectiva de la estrategia de las tres erres (reducción, reutilización y reciclaje) constituye el cimiento sobre el que se asienta Sogama y cuyo modelo de gestión se complementa con la valorización energética de la parte no reciclable de los residuos, actuación que lleva a cabo desde el buen hacer y la seguridad que aporta el riguroso cumplimiento de la ley.

En este marco, resulta evidente que la colaboración ciudadana se torna en esencial para que la empresa pueda contribuir a los objetivos comunitarios de reciclado y dar respuesta a las exigencia de la economía circular, que se traducen en más prevención, más reciclado y menos vertido, proponiendo la Comisión Europea reducir el depósito en vertedero hasta el 10% en el horizonte del año 2030, siendo todavía más ambicioso el Parlamento Europeo, que plantea rebajarlo hasta el 5%.

Cómo separar los desechos y cuáles depositar en cada contenedor constituye en muchos casos objeto de confusión para los ciudadanos. Con el fin ayudarles en esta tarea, que cada vez asumen de mejor grado, trasladamos a continuación unos sencillos consejos, detallando los materiales que deben y no deben ser introducidos en cada recipiente, así como unas pequeñas orientaciones y recomendaciones a tener en cuenta.

Separar, la clave para reciclar

  • Contenedor amarillo (latas, briks y envases de plástico):
    • Botellas de plástico que hayan contenido líquidos (aceites vegetales, refrescos, agua, leche, ….).
    • Botes de plástico que hayan contenido productos de aseo o limpieza (gel de baño, champú, limpiadores del hogar, suavizante, etc).
    • Botes de cosméticos.
    • Tubos de dentífrico.
    • Bandejas de aluminio, porexpán o corcho blanco.
    • Redes de envoltorios de frutas, hortalizas y verduras.
    • Plásticos film y envoltorios de aluminio.
    • Bolsas de plástico de los comercios.
    • Envases plásticos de mantequilla, yogur o aperitivos.
    • Latas de conservas, de bebidas y de refrescos.
    • Briks de leche, batidos, vino, zumos.
    • Y, en general, todos los envases de plástico, latas y briks que lleven impreso el punto verde.

No se deben depositar en este recipiente residuos de plástico que no sean envases (juguetes, cepillos de dientes, rotuladores, cables eléctricos, enchufes, …), así como pañales, restos de alimentos, papel, vidrio, pilas, etc.

Recomendaciones:

  • Los envases deben estar vacíos antes de depositarlos en el contenedor amarillo.
  • No se deben introducir unos dentro de otros.
  • Conviene plegar los envases que lo permitan para que ocupen el menor espacio posible.
  • Si la bolsa de la basura pesa más de lo normal, se hace necesario revisar el contenido. Los envases ligeros bien clasificados non deberían pesar demasiado.

 

  • Contenedor azul
    • Periódicos y revistas.
    • Cuadernos sin anillas, sin grapas y sin alambres.
    • Papel de envolver o embalar.
    • Cajas de cartón (de galletas, cereales, zapatos, ….).
    • Envases de papel (de arroz, harina, azúcar, ….).
    • Cartones de huevos.
    • Acolchado de embalajes (cuando sea de papel o cartón).
    • Libros.
    • Hojas de apuntes.

No se deben depositar en este recipiente papeles tratados-encerados, plastificados, de calco, sucios o con restos de grasa.

Recomendaciones:

  • El papel y el cartón no deben contener elementos accesorios: anillas metálicas, grapas, alambres, espirales, …
  • Es necesario doblar y plegar las cajas e introducirlas por la ranura del contenedor. Si las dejamos al lado del recipiente, se mojan y contaminan, impidiendo su posterior reciclaje.
  • Iglú verde:
    • Botellas de vidrio de cualquier color.
    • Tarros de vidrio.
    • Frascos de conservas.
    • Tarros de cosmética y perfumería.

No se deben depositar en este recipiente tapas, tapones y corchos, así como vidrios especiales (restos de cristalerías, parabrisas de coches, cristales de ventanas, espejos, etc).

  • Contenedor genérico:
    • Restos orgánicos (en caso de no disponer de compostador).
    • Pañales, compresas.
    • Papel y cartón con restos de grasa.
    • Pañuelos de papel usados.
    • Lámparas incandescentes.
    • Espejos.
    • Loza rota.
    • Cintas de vídeo y de sonido.
    • Diskettes y CDs.
    • Bolígrafos.
    • Juguetes de plástico.

Recomendaciones:

  • Aprovechar al máximo los alimentos y evita tirarlos al contenedor verde convencional.
  • No introducir en este recipiente los residuos susceptibles de ser reciclados.
  • Recipiente específico para pilas
    • Se puede encontrar en ayuntamientos, centros escolares y establecimientos comerciales.

Recomendaciones:

  • Da preferencia al uso de pilas recargables, ya que no contienen metales como mercurio y cadmio.
  • Compostador

Si se habita en una vivienda unifamiliar con huerta o jardín, una buena opción es hacer compost con la materia orgánica, evitando que ésta acabe en el contenedor convencional.

  • Restos de comidas: frutas, verduras, cáscaras de huevos, arroces, pasta cocida, pan, etc.
  • Restos de podas y de cosecha de la huerta.
  • Posos de café e infusiones, cenizas, serrines de madera no tratada, papel y cartón, fibras naturales, plumas, etc

No se deben depositar en este recipiente los excrementos de personas o animales, aceites vegetales y minerales, restos de plantas enfermas o con pesticidas, madera tratada con pinturas o barnices, productos lácteos, pescado o carne, medicamentos, pañales, restos inorgánicos, plásticos, vidrio, restos de aluminio, materiales que, a pesar de ser orgánicos, contengan sustancias contaminantes, así como papeles brillantes o impresos con tintas de colores.

  • Punto limpio:
    • Residuos peligrosos generados en el hogar (fluorescentes y bombillas de bajo consumo, barnices, envases de pinturas, tóner, ….).
    • Aceites vegetales usados.
    • Residuos voluminosos (muebles, colchones, …).
    • Maderas.
    • Restos metálicos del hogar.
    • Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEEs), esto es, lavadoras, frigoríficos, televisores, secadores de pelo, móviles, equipos de música, etc.
    • Residuos de pequeñas obras en domicilios

Recomendaciones:

  • Sólo deben depositarse en este recinto los residuos para los que esté diseñado.
  • Muchos municipios disponen de servicio de recogida domiciliaria. Es conveniente informarse.

Comentarios