Sogama reduce el vertido un 33% e incrementa su producción energética en más de un 22,5%

0
21
  • Sogama reduce vertido 33% e incrementa producción energética más 22,5%
  • Este logro ha sido posible gracias a una mejor operativa y eficiencia industrial, así como a un equipo humano comprometido con altos estándares de calidad, circunstancia que ha permitido a la entidad maximizar el rendimiento de sus instalaciones.
  • Mientras que en el primer semestre del año 2016 procesó en la planta de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible 255.063 toneladas, desviando a vertedero 126.171, en el mismo período de este año consiguió tratar en planta 296.728 toneladas, minimizando el vertido hasta las 84.593.
  • En producción energética subió de 212.288 MWh a 260.236 MWh, poniendo en valor la fracción no reciclable de los residuos, que, de no ser recuperada energéticamente, acabaría desperdiciada en vertedero.
  • La entidad recuerda que genera la energía equivalente al consumo del 12% de los hogares gallegos y lo hace con tecnologías de última generación que garantizan un proceso absolutamente respetuoso con el medio ambiente y la salud, dando cumplimiento a una legislación mucho más estricta que la que rige para otras infraestructuras industriales.

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
21

En el transcurso del primer semestre de 2017, y tomando como referencia el mismo período del año anterior, Sogama redujo en cerca de un 33% el depósito de residuos en vertedero, incrementando el tratamiento de los mismos en su complejo medioambiental.

De esta forma, y mientras que durante la primera mitad del 2016 procesó en su planta de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible (PRTE) un total de 255.063 toneladas de basura convencional, llevando a vertedero 126.171, en el mismo intervalo de tiempo del año en curso los residuos tratados en la PRTE ascendieron a 296.728 toneladas, un 16,34% más, y los desviados al vertedero de residuos no peligrosos de Cerceda disminuyeron hasta llegar a 84.593 toneladas, un 32,95% menos.

Este logro ha sido posible gracias a una mejor operativa y eficiencia industrial, así como a un equipo humano comprometido con altos estándares de calidad, circunstancia que ha permitido a la entidad maximizar el rendimiento de sus instalaciones y, por tanto, recuperar mayor cantidad de desechos.

Con su proyecto de ampliación, a través del cual incrementará la capacidad de su complejo en un 81%, la compañía aspira a llegar al vertido técnico cero, considerado el máximo exponente de la economía circular, y convertir en recursos la totalidad de los residuos recepcionados.

Sogama redujo en cerca de un 33% el depósito de residuos en vertedero, incrementando el tratamiento de los mismos en su complejo medioambiental

En este escenario, cabe señalar que la entrada de basura en sus dependencias se ha mantenido prácticamente estable, aumentando en un 0,02%. Es decir, de las 381.234 toneladas de bolsa negra recibidas en el primer semestre de 2016, se ha pasado a un total de 381.321.

Valor energético para los residuos no reciclables

Asimismo, es preciso indicar que la mayor eficiencia industrial se ha trasladado igualmente a una mayor producción energética, viéndose ésta incrementada en un 22,59%.

Mientras que en el primer semestre de 2016, la entidad produjo un total de 212.288 MWh a partir de la basura no reciclable (contemplando su planta termoeléctrica, de cogeneración y biogás), esta cifra se ha visto incrementada en el 2017, llegando a los 260.236 MWh.

En este sentido, cabe recordar que la empresa produce la electricidad equivalente al consumo del 12% de los hogares gallegos y lo hace además poniendo en valor un material que, de no seguir este camino, acabaría desaprovechado en vertedero y ocasionando un notable impacto ambiental.

Para llevar a cabo su labor, la Sociedade Galega do Medio Ambiente utiliza tecnologías de última generación y potentes sistemas de depuración de gases con los que garantiza el máximo respeto al entorno y la salud, situándose todos sus parámetros de emisión muy por debajo de los límites legales.

También aquí es necesario recordar que las plantas de valorización energética son las infraestructuras más controladas de todo el ámbito industrial, pesando sobre las mismas una rigurosa normativa, mucho más exigente que la que rige para otras plantas.

Los países del norte de Europa, que son precisamente los más desarrollados y comprometidos con el medio ambiente, se caracterizan por disponer de altos índices de valorización energética, circunstancia que les permite contar con tasas meramente testimoniales de vertido, situándose en todos los casos por debajo del 4%.

Comentarios