El colegio Viñagrande-Deiro de Vilanova de Arousa gana el concurso Recíclate con Sogama 2016-2017

0
5

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
5
  • colegio Viñagrande-Deiro Vilanova Arousa gana concurso Recíclate Sogama 2016-2017
  • Con el proyecto “Planeta Deiro”, este centro ha obtenido la máxima puntuación en todos los parámetros evaluados, destacando el espíritu innovador del mismo y el aprendizaje basado en la experiencia, la colaboración, la reflexión y la crítica constructiva.
  • El uso de las nuevas tecnologías fue uno de los aspectos más destacados, con actividades de geolocalización de contenedores y utilización de Apps Layar y QR Droid para facilitar información a los ciudadanos.
  • Conectar a los pequeños con su entorno y propiciar cambios de actitudes para minimizar y/o evitar la contaminación ocasionada por los residuos, ha sido una constante en el programa formativo del centro vilanovés.
  • Por su parte, el colegio de Riomaior (Vilaboa) se ha hecho con el segundo galardón gracias a un proyecto de creación de una cooperativa medioambiental centrada en la reutiización y el reciclado, y el de A Guía (Moaña), con el primer accésit.
  • En el caso de los dos primeros clasificados, los premios se traducen en vales económicos canjeables por material escolar. El 1º accésit recibirá un diploma acreditativo.

El colegio Viñagrande-Deiro de Vilanova de Arousa (Pontevedra) ha sido proclamado campeón del concurso escolar correspondiente a la quinta edición del programa Recíclate con Sogama 2016-2017, enmarcado en el Plan Proxecta, y cuyo objeto es promover la gestión sostenible de los residuos urbanos en los centros educativos.

El centro vilanovés obtuvo la máxima puntuación en todos los parámetros evaluados, tanto en relación al trabajo en competencias básicas y educación en valores, como en los vinculados estrictamente a la gestión jerarquizada de los desechos y su transformación en recursos, logrando implicar en este cometido a las familias y al propio ayuntamiento.

Pero, si hay algo que distinga el excelente trabajo desarrollado por este centro, ha sido el espíritu innovador de su proyecto y su orientación pedagógica, con un aprendizaje basado en la experiencia, en la colaboración, en la reflexión y en la crítica constructiva, siendo los alumnos los principales agentes del cambio.

Bajo el título “Planeta Deiro”, la labor de este colegio se dirigió a conectar a los escolares con su ámbito medioambiental, social, cultural y económico más inmediato, tomando éstos conciencia de cómo determinados gestos, hábitos y decisiones pueden contribuir en gran medida a hacer de su entorno un mundo mejor, más habitable, más esperanzador y libre de contaminación.

El uso de las nuevas tecnologías se ha erigido en una prioridad, de ahí que una de las actividades haya sido la geolocalización de todos los contenedores que se encontraban en las proximidades del centro a través de la colocación de una pegatina en la que mediante dos Apps Layar y QR Droid, los ciudadanos pueden acceder a información de gran interés en forma de vídeos y podcast explicativos sobre los materiales a depositar en cada recipiente.

El mapa virtual se complementa con uno físico ubicado en el propio centro en el que también se visualiza el posicionamiento de los distintos contenedores. Toda una operativa que permite, además, identificar puntos de contaminación de los que se deja constancia en el propio ayuntamiento para que actúe en consecuencia, aportando las pruebas correspondientes.

Riomaior, también en el pódium

Con su proyecto “O teu lixo, o noso tesouro”, el colegio Riomaior, perteneciente a la localidad de Vilaboa, creó una cooperativa medioambiental basada en la reutilización y reciclaje, cometido para el cual contaron con la ayuda e implicación de distintas concejalías de su ayuntamiento.

Cada alumno eligió un puesto de trabajo al que se dedicó plenamente durante dos horas a la semana con el fin de convertir los residuos en recursos. Se implicaron de lleno, entre otras tareas, en el autocompostaje, en el cultivo de productos ecológicos y en la fabricación de artículos con materiales de desecho, y, tal fue el éxito cosechado, que incluso recibían en el colegio pedidos externos de productos, que vendían para recaudar fondos con la mirada puesta en una extraordinaria recompensa: un viaje de inmersión lingüística de fin de curso a Dublín (Irlanda), sufragado en parte con los beneficios obtenidos a través de esta cooperativa. Una grata experiencia que les permitió incluso asistir a la Bloom Fringe, una fiesta de medio ambiente celebrada en las calles de la urbe irlandesa en donde pudieron aprender nuevas estrategias medioambientales a implantar en el centro.

Por su parte, el colegio A Guía, de Moaña, reconocido con el primer accésit, pregonó, con su proyecto “Eu son parte do ciclo. Eu reciclo”, la práctica de las tres erres, prestando especial atención a las labores de limpieza del entorno. Para ello crearon unas patrullas especiales que dedicaron gran parte de su tiempo a barrer y a recoger diariamente los residuos en el patio del colegio, al tiempo que llevaron a cabo actividades para fomentar la reflexión en torno a la ingente producción de basura, propiciando con ello un cambio de hábitos que extrapolaron posteriormente a sus hogares.

En el caso de los dos primeros clasificados, los premios consisten en vales económicos canjeables por material escolar por valor de 600 y 400 euros. El colegio A Guía recibirá un diploma acreditativo.

Comentarios