La tasa de reciclado en Europa sube del 28% al 30% en 2015

0
103
  • tasa reciclado Europa sube 28% al 30% 2015
  • Así se desprende de los últimos datos publicados por Eurostat referentes al año 2015.
  • Por su parte, la tasa de reciclado se ve incrementada en 2 puntos, subiendo igualmente el compostaje en 1 punto y manteniéndose la valorización energética en los mismos términos del pasado año.
  • En el caso de España, el uso del vertedero se perpetúa en el 55%, al igual que la valorización energética (12%), incrementándose el reciclado en 1 punto y bajando en 2 puntos el compostaje.
  • Recientemente, el Parlamento Europeo se posicionó a favor de incrementar las tasas de reciclado hasta el 70% en 2030 y disminuir el vertido al 5%, proponiendo unos objetivos más exigentes que los establecidos en su momento por la Comisión Europea.
  • Si bien en los países europeos del norte, el reciclado, la valorización energética y el compostaje avanzan de forma armoniosa y acompasada, circunstancia que les permite contar con unas tasas de vertido inferiores al 3%, en otros, el enterramiento de basura en vertederos constituye una práctica habitual, superando en muchos casos el 80%.

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
103

Temas

Según los últimos datos de Eurostat correspondientes al año 2015, el vertido medio por parte de los países de la Unión Europea baja en 2 puntos, pasando del 28% en 2014 al 26%. Estos 2 puntos se incrementan en la tasa de reciclado, que sube del 28% al 30%, manteniéndose la valorización energética en el 27% y subiendo un punto el compostaje, del 16 al 17%.

Aumenta ligeramente la producción de residuos per cápita, de los 475 kilos por persona y año a los 476. Sin embargo, baja de forma sustancial en países como Bélgica (de los 435 a los 418), aunque en menor proporción en Holanda (de los 527 a los 523), Austria (delos 565 a los 560), España (de los 435 a los 434) y Noruega (de los 423 a los 422 kilos).

El liderazgo en reciclaje se lo sigue llevando Alemania, que aún así sube 1 punto, situándose en el 48%. Se mantiene en Bélgica, Dinamarca y Austria, con un 34, 27 y 26% respectivamente, y sube 1 punto en Holanda y España, pasando del 24 al 25% en el primer caso, y del 16 al 17% en el segundo.

Sin embargo, el compostaje baja, aunque en una pequeña proporción, en Bélgica (del 21 al 19%), en Austria (del 32 al 31%) y en España (del 17 al 15%). Sube en Dinamarca (el 17 al 19%) y en Alemania (del 17 al 18%) y se mantiene en Holanda (27%).

El liderazgo en reciclaje se lo sigue llevando Alemania

Por su parte, la valorización energética continúa en los mismos términos en Bélgica (44%), sube 1 punto en Austria y Suecia (del 38 al 39% y del 50 al 51%), baja testimonialmente en Dinamarca, Alemania y Holanda, del 54 al 53%, del 35 al 32% y del 48 al 47%, y se mantiene en España, en el 12%, al igual que en años anteriores.

Exceptuando los países del norte, donde el reciclado, la valorización energética y el compostaje avanzan de forma armoniosa, acompasada y en plena sintonía, la consecución de mayores cotas de reciclado y la disminución del vertido siguen siendo los dos grandes retos a alcanzar por el resto de los Estados del entorno comunitario.

Si bien Bélgica, Dinamarca, Alemania, Holanda, Austria y Suecia se mueven en unas tasas de vertido inferiores al 3%, habiendo llegado el país teutón al vertido técnico cero, lo cierto es que España se sigue manteniendo en el 55%, mientras que los países de Europa del este superan en algunos casos el 80%, al igual que Grecia, que ha alcanzado el 81%.

Objetivos más exigentes para 2030

El Parlamento Europeo ha propuesto incrementar las tasas de reciclaje hasta el 70% en el año 2030 y disminuir el depósito en vertedero al 5%, toda vez que un alto porcentaje de basura todavía acaba enterrada en vertederos, con el consiguiente impacto ambiental y para la salud, y con la evidente pérdida de recursos.

Este será el posicionamiento que defenderá ante el Consejo de Ministros dada la necesidad de Europa de avanzar hacia la economía circular, reduciendo el consumo de materias primas vírgenes, aprovechando al máximo los productos y construyendo un nuevo paradigma que promueve la innovación, la competitividad y la sostenibilidad.

Comentarios