El autocompostaje llega al concello de Ourense

0
6
  • autocompostaje llega al concello Ourense
  • El concello se ha adherido al programa de compostaje doméstico promovido por la compañía pública con el objetivo de obtener los beneficios ambientales, económicos y sociales derivados del mismo.
  • La actuación se circunscribe a 75 hogares de la parroquia de Seixalbo a afin de realizar un mejor seguimiento del proceso y sus resultados.
  • Los vecinos participantes en la iniciativa recibieron el pasado 8 de febrero, de la mano de Sogama, un curso presencial de formación en el que se les explicó la dinámica a seguir y se despejaron todas las dudas presentadas.
  • Adicionalmente, se les entregaron manuales de autocompostaje en los que se describe la técnica y los pasos a seguir, y se guía su labor.
  • Personal al servicio del propio ayuntamiento será el encargado de visitar casa por casa para comprobar la técnica, corregir errores y resolver posibles incidencias.
  • El objetivo último es que los usuarios obtengan un compost de calidad que cumpla con todos los requisitos contemplados por la normativa vigente y pueda ser aplicado a la agricultura sin restricciones.

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
6

Un total de 75 viviendas unifamiliares de la parroquia de Seixalbo, perteneciente al concello de Ourense, se incorporan al programa de compostaje doméstico de Sogama con el objetivo de contribuir al reciclaje de la materia orgánica en origen y, de esta forma, disminuir la generación de desechos en los hogares, con los consiguientes beneficios ambientales, económicos y sociales.

En este sentido, cabe destacar que, desde la dimensión ambiental, al cerrar el ciclo de aprovechamiento de los residuos orgánicos en origen (que representan aproximadamente el 42% de la composición global de una bolsa de basura tipo), se reducen las cantidades de basura a depositar en los contenedores verdes convencionales y, por tanto, la frecuencia de recogida y transporte, aminorando las emisiones de CO2.

Desde la perspectiva económica, es preciso señalar que, al entregar menor cantidad residuos a Sogama, se reduce el importe de la factura a pagar a esta empresa pública. Y desde la social, porque se recupera una práctica tradicional en Galicia, como es la segregación de la fracción orgánica para alimento del ganado y/o elaboración de compost, al tiempo que se disminuyen los desplazamientos a realizar por los ciudadanos del rural a los contenedores ubicados en las vías públicas, toda vez que, al gestionar los restos orgánicos en sus propios domicilios, otros materiales como el papel/cartón, vidrio y envases ligeros pueden almacenarse varios días en las casas sin ocasionar malos olores.

El curso constituyó una magnífica oportunidad para que los asistentes pudiesen compartir sus comentarios y observaciones, y consultar todas las dudas surgidas en relación al proyecto

Formación y seguimiento: claves del éxito

A fin de contribuir al éxito de la iniciativa, los vecinos participantes asistieron a un curso de formación presencial que se desarrolló el pasado 8 de febreroen el propio centro cívico de la parroquia de Seixalbo, estructurándolo en dos sesiones: 17:00 y 18:30 horas.

Técnicos al servicio de Sogama fueron los encargados de impartir la formación, explicando a los presentes los pasos a seguir para obtener un compost de calidad que cumpla con todos los requisitos recogidos en la normativa vigente y que pueda ser aplicado en la agricultura con absolutas garantías y sin restricciones.

Es por ello que se trasladaron las instrucciones necesarias: desde la propia colocación del compostador, que debe estar en contacto con la tierra, hasta los tipos de desechos a introducir en el mismo, disposición de los materiales en el recipiente, alternando fracción húmeda y seca, descripción de las etapas del proceso por el que atravesará la fermentación de la materia orgánica, control de parámetros tales como la temperatura, la humedad y el oxígeno, errores más comunes y formas de hacer frente a los mismos, y aplicaciones del compost resultante.

El curso constituyó una magnífica oportunidad para que los asistentes pudiesen compartir sus comentarios y observaciones, y consultar todas las dudas surgidas en relación al proyecto.

Adicionalmente, los usuarios disponen también de material didáctico y divulgativo de apoyo. Se trata fundamentalmente de manuales de autocompostaje en los que se describe la técnica y los pasos a seguir, dando respuesta a las preguntas más frecuentes y guiando así la labor de los usuarios para que ésta resulte lo más fructífera posible.

No obstante, el concello acompañará a los participantes a lo largo de todo el proceso, ya que se encargará de hacer el seguimiento del mismo a través de visitas casa por casa para comprobar el trabajo desarrollado, corregir posibles desviaciones e incidencias, y resolver todas las cuestiones que puedan presentar.

Con carácter complementario, los interesados tienen una página web a su disposición, en la que se recogen todos los datos sobre el programa de Sogama, incluyendo incluso vídeos y juegos para facilitar el aprendizaje y la interiorización de los conceptos básicos.

A día de hoy, cerca de medio centenar de ayuntamientos de la provincia de Ourense están adheridos al programa de compostaje doméstico de Sogama, en su mayor parte a través de la Diputación Provincial, habiéndose repartido entre los mismos del orden de 1.100 compostadores. En toda Galicia, la cifra asciende a más de 6.300 los recipientes distribuidos por la empresa.

Comentarios