Os Bolechas enseñan a los escolares gallegos los beneficios ambientales de las tres erres

0
14

“Las tres erres”/”Os Tres erres”

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
14

Os Bolechas, conocidos personajes de ficción en la literatura infantil gallega, actores indiscutibles de la gran pantalla y auténticos especialistas en el cuidado del medio ambiente, enseñan, a través de un vídeo patrocinado por Sogama y específicamente elaborado a solicitud de la empresa, los beneficios que tiene la práctica de las tres erres (reducción, reutilización y reciclaje) para llevar a cabo una gestión más sostenible de los residuos y preservar los limitados recursos naturales.

Para ello organizan un concurso televisivo que Pili, muy concienciada con la protección del entorno, presenta de forma enérgica y entusiasta para mostrar a los telespectadores cómo reducir la producción de residuos a través de compras responsables; cómo alargar la vida útil de los productos, garantizando su máximo aprovechamiento; y cómo contribuir al reciclado, haciéndose indispensable para ello una rigurosa separación de los desechos en origen y correcto depósito de los mismos en los contenedores correspondientes: amarillo, para latas, briks y envases de plástico; azul, para envases de cartón y papel; iglú verde, para envases de vidrio; recipiente específico para pilas; y contenedor verde convencional, para la fracción resto, que Sogama convierte en electricidad.

Señora o señor tres erres, la máxima distinción

Carlos, Loli, Braulio y Sonia son los flamantes concursantes, animados en todo momento por Tatá y Chispa, que osarán enfrentarse a una serie de pruebas en las que dejarán constancia de sus conocimientos en la materia y de su capacidad para gestionar de forma eficiente la basura.

Para ello deberán discernir si los residuos que aparecen en una pantalla gigante podrían evitarse, si servirían para reutilizar o si la opción más apropiada sería reciclarlos. El que se proclame vencedor, conseguirá el título de “Señora o Señor Tres Erres”, todo un reto.

Por ejemplo, aprenden que utilizar servilletas de tela en lugar de su versión en papel, sería una magnífica forma de reducir residuos, que los tarros de vidrio podrían reutilizarse como maceteros o que el destino de las botellas plásticas debe ser el contenedor amarillo a fin de garantizar su reciclado y, por tanto, su transformación en nuevos productos de utilidad (cubos, bolsas, camisetas).

A las tres erres, Sogama añade una cuarta, la recuperación energética de la parte no reciclable, evitando de esta forma que acabe arrojada en vertedero y ocasione un negativo impacto sobre la integridad del entorno y la salud pública.

Pequeños gestos, grandes resultados

Hacer una lista de la compra con lo que realmente se necesite, diferenciar claramente la fecha de caducidad de la de consumo preferente, aprovechar las sobras de las comidas para elaborar nuevos menús, llevar el carro de la compra al supermercado en lugar de utilizar múltiples bolsas plásticas con una vida limitada constituyen, entre otras, algunas de las recomendaciones a seguir por los ciudadanos para hacer frente a la ingente cantidad de basura que cada día se produce en los hogares y que, de no ser gestionada correctamente, podría convertirse en una fuente de contaminación de primera magnitud.

Pequeños gestos que podrán dar lugar a grandes resultados, contribuyendo a amortiguar el proceso de deterioro ambiental al que estamos sometiendo a nuestro planeta.

Comentarios