Convertir el residuo en recurso y cooperar en proyectos sociales, razones de ser de Humana

  • Así lo expuso en Radio Líder Joan Carles Montes, del Departamento de Comunicación de esta organización, quien se refirió a la protección del medio ambiente y a la ayuda social como los dos grandes objetivos de la Fundación, que en breve cumplirá 30 años.
  • A través de una red conformada por 400 contenedores, la organización recoge en España una media de 17.000 toneladas de ropa, que selecciona en sus plantas de clasificación para darle el destino adecuado: reutilización a través de sus 42 tiendas de segunda mano, reciclaje y valorización energética de la fracción restante.
  • Los beneficios resultantes de esta gestión los destina a proyectos sociales de cooperación que lleva a cabo en los países del Sur, trabajando en ámbitos como la agricultura, la sanidad, la formación y la asistencia a emergencias.
  • El portavoz de Humana apeló a la confianza del ciudadano en la garantía de la gestión de esta entidad, cuya labor lleva a cabo desde la máxima transparencia y siempre con un fin medioambiental y social.
0
7

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
7
  • Convertir residuo recurso y cooperar proyectos sociales, razones ser Humana

La Fundación Humana cumple en breve 30 años y lo hace con la misma filosofía que impulsó su creación: convertir el residuo en recurso y cooperar en proyectos sociales. Así lo expuso en Radio Líder Carles Montes, del Departamento de Comunicación de esta entidad. “Tratamos de recuperar la ropa que tenemos en el armario y que ya no nos sirve, dándole una segunda vida y evitando que acabe arrojada al cubo de la basura”, a lo que añadió que “la gestión de este textil permite a la organización obtener recursos para financiar su propia actividad y contribuir al desarrollo de proyectos con un fin social”.

Proceso

De esta forma, Humana consigue poner en valor aquellas prendas de vestir que ya no necesitamos, incluyendo igualmente artículos del hogar, complementos y calzado, que se recogen a través de una red conformada en España por 2.000 contenedores que se encuentran a disposición de los ciudadanos en las vías públicas. Acto seguido, esta ropa se traslada a las plantas de clasificación que la entidad tiene en Madrid, Granada y Barcelona, y donde las prendas son seleccionadas y diferenciadas por género (hombre, mujer o niño), estado de uso, si son de invierno o verano, etc.

A partir de ahí, y teniendo en cuenta las particularidades de las prendas, para éstas se reservan cuatro destinos. El primero es el de la propia reutilización a través de las 42 tiendas de segunda mano que la Fundación tiene en ciudades como Barcelona, Madrid, Granada y Sevilla. El segundo destino es el envío a los socios de Humana que se encuentran en países del Sur (es el caso de Angola, Mozambique y Guinea, entre otros), para que la ropa sea vendida de forma controlada en mercados locales y a precios asequibles. Un tercer destino es el aprovechamiento de la materia prima a través de plantas de reciclaje. Y un cuarto destino es la valorización energética de la parte no reciclable. Con todo este proceso, tal y como avanzó Montes, “se consigue poner en valor el 90% de la ropa, dando cumplimiento al principio de las tres erres y contribuyendo al mismo tiempo a la economía circular y a la sostenibilidad”.

La recogida de ropa usada asciende a 17.000 toneladas anuales en toda España

En cifras

Con una plantilla de 460 personas, Humana consigue transformar la ropa en un recurso y, además, lo hace desde la solidaridad, contando con la generosidad de la población.

La recogida de ropa usada asciende a 17.000 toneladas anuales en toda España. Por su parte, en Galicia se viene recopilando una media de 2.100 toneladas a través de 400 puntos de recogida. Y a pesar de ser una cifra importante, a juicio de Carles Montes, ésta puede ser mejorada, ya que todavía sigue acabando en la basura una cantidad muy grande de ropa. De hecho, los cálculos apuntan a que se recogen menos del 50% de las prendas que desechamos.

La protección del medio ambiente y la ayuda social constituyen los grandes objetivos de la Fundación. Gran parte de su labor se dirige a impulsar proyectos de cooperación en los países del Sur, trabajando en ámbitos como la agricultura (para que los pequeños agricultores puedan mejorar sus cosechas), la sanidad (previniendo enfermedades como la malaria y el VIH), la formación (destinada a futuros maestros que luego ejercerán la docencia en sus comunidades rurales, enseñando a los niños), la asistencia en emergencias (contribuyendo a paliar los efectos de terremotos, inundaciones), etc.

Transparencia y confianza

Joan Carles Montes apeló a la confianza del ciudadano: “le pedimos que confíe en la transparencia de la gestión de Humana y deposite con total seguridad su ropa en nuestros contenedores verdes ante el convencimiento de una gestión adecuada que tiene como horizonte un fin social”.

Además, Humana cuenta con programa de voluntariado, apadrinamiento, cooperación, etc. Su portavoz aconseja entrar en su web www.humana-spain.org, donde los interesados podrán encontrar toda la información.

Comentarios