Alumnos de “Mos Verde” completan sus conocimientos en gestión de residuos en la planta de Sogama

0
81
  • Alumnos “Mos Verde” completan conocimientos gestión residuos planta Sogama
  • La limpieza de espacios públicos abiertos, la gestión de los desechos urbanos, la educación ambiental y la protección del medio natural constituyen, entre otras, algunas de las disciplinas objeto de estudio en este curso de formación que promueve el concello de Mos.
  • Sogama cuenta actualmente con una red de plantas de transferencia conformada por 37 instalaciones en las que se trasvasan los residuos procedentes de los municipios limítrofes a contenedores de mayor capacidad y aptos para ser transportados a Cerceda en las mejores condiciones.
  • En su firme apuesta por la sostenibilidad, la compañía promueve el traslado de basura por ferrocarril por constituir éste un medio más eficiente y respetuoso con el entorno.

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
81

Alumnos del obradoiro de empleo “Mos verde”, pertenecientes al concello pontevedrés de Mos, se desplazaron esta mañana a la planta de transferencia que Sogama tiene en la localidad de O Porriño para conocer su actividad y comprobar por sí mismos el papel que este tipo de instalaciones desempeñan en el entramado industrial del que se sirve la compañía pública para gestionar adecuadamente los residuos urbanos producidos en la mayor parte del territorio gallego.

Logística, transporte y tratamiento

A día de hoy, Sogama cuenta con una red conformada por 37 plantas de transferencia distribuidas estratégicamente por toda la comunidad, de las cuales 20 están bajo su titularidad, incluida la de O Porriño. Estas instalaciones desempeñan una función logística crucial, toda vez que dan servicio a los ayuntamientos limítrofes, facilitando el trasvase de residuos desde los camiones de recogida municipal a contenedores de gran capacidad (40-43 metros cúbicos), aptos para ser transportados a larga distancia y en las mejores condiciones higiénicas y de seguridad.

Una vez en el complejo medioambiental de Cerceda, los residuos correspondientes a la recogida selectiva del contenedor amarillo (latas, briks y envases de plástico) son separados por tipologías en la planta de clasificación y remitidos a los centros recicladores, donde son convertidos en nuevos productos. Por su parte, los introducidos por la ciudadanía en los contenedores verdes convencionales (orgánicos y no reciclables), se procesan en la planta de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible, procediendo a segregar la parte susceptible de ser reciclada (acero, aluminio y vidrio) y acondicionando con el resto un combustible derivado de residuos (CDR), que la empresa valoriza energéticamente, transformándolo en electricidad.

Sogama cuenta con una red conformada por 37 plantas de transferencia distribuidas estratégicamente por toda la comunidad

En su firme apuesta por la sostenibilidad, Sogama impulsa el transporte de desechos por ferrocarril por tratarse de un medio más eficiente y respetuoso con el medio ambiente. De hecho, en pocos meses, la Sociedad ha conseguido trasladar por tren el 45% de los residuos que llegan a Cerceda (partiendo de un 25% inicial), previendo llegar al 55% en dos años.

Además de reducir la huella de carbono, este medio propicia una mayor seguridad, posibilita el incremento de la carga útil (mientras un camión puede trasladar un solo contenedor con capacidad para 20 toneladas, un convoy de ferrocarril puede desplazar hasta 30 unidades en un solo viaje), elimina el colapso circulatorio provocado por los vehículos pesados, reduce el impacto paisajístico y las molestias ocasionadas a los ciudadanos, y ahorra tiempo, posibilitando igualmente una mayor puntualidad y sincronización.

Renfe estima que, en un decenio, Sogama conseguirá desplazar por ferrocarril 3.750.000 toneladas de basura, lo que supondrá el ahorro de 22.300 toneladas de emisiones de CO2 y de 800.000 litros de gasoil cada año.

Por trayectos, estas emisiones se traducen en los siguientes datos, obtenidos por la herramienta “Ecotransit World”:

  • Vigo-A Coruña: 1.215 toneladas/año de CO2 evitadas.
  • Taboadela (Ourense)- A Coruña: 672 toneladas/año de CO2 evitadas.
  • Lugo- A Coruña: 343 de toneladas/año de CO2 evitadas.

Comentarios