Humana: Cuando el reciclaje se viste de solidaridad

0
21

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
21
  • Humana: Cuando reciclaje se viste solidaridad
  • A través de la reutilización y el reciclaje del textil, esta organización sin ánimo de lucro, que opera desde 1987, consigue proteger el medio ambiente y velar por el bienestar de los más desfavorecidos, promoviendo el desarrollo de proyectos de cooperación en países del África Subsahariana, Sudamérica y Asia.
  • Los ingresos derivados de la recogida, clasificación y venta de ropa usada le permiten llevar a cabo distintas iniciativas sociales que toman la forma de programas orientados hacia la educación e inserción laboral, la agricultura y el desarrollo rural, el desarrollo comunitario, la prevención de enfermedades contagiosas, las energías renovables, y las asistencias y emergencias, entre otros.
  • Una red conformada por más de 5.000 contenedores, 3 plantas de clasificación, 2 millones de donantes de textil, la colaboración de 2.000 ayuntamientos, la disposición de 42 tiendas y 1.235.000 clientes, le permiten llevar a cabo esta encomiable labor, posibilitando que el año pasado la entidad lograse recoger 17.000 toneladas de ropa usada.
  • Estos datos fueron dados a conocer a mediados de este mes por Rafael Mas, Responsable de Comunicación y Proyectos de Humana, con motivo de su participación en un Congreso de Medio Ambiente celebrado en la localidad pontevedresa de Caldas de Reis.

La reutilización y el reciclaje del textil constituyen para HUMANA, Fundación Pueblo para Pueblo, la materia prima con la que proteger el medio ambiente y velar por el bienestar de los más desfavorecidos. Desde 1987, esta organización sin ánimo de lucro, con profundos valores vinculados a la responsabilidad social, el compromiso con el cuidado del entorno, la solidaridad, la integridad, la independencia, la transparencia y la sostenibilidad, materializa numerosos proyectos de cooperación en distintos países del África Subsahariana, Sudamérica y Asia, donde lleva a cabo importantes actividades ligadas a la formación, la educación, la capacitación y el progreso de las comunidades.

Para financiar estas iniciativas, la entidad echa mano de los ingresos obtenidos a partir de la recogida, clasificación y venta de ropa usada, actuación que desarrolla conforme al principio comunitario de las tres erres: reducir la producción de residuos, aprovechar al máximo los productos a través de la preparación para la reutilización y potenciar el reciclaje de aquellos materiales que puedan ser convertidos de nuevo en fibra textil, posibilitando que el desecho se convierta en recurso.

Está comprobado que el textil tiene un altísimo potencial de reutilización y reciclaje. Prueba de ello es que, de cada 10 kilos de ropa que se recupera, 9 entran en una segunda vida. No obstante, y si bien los ciudadanos compramos o utilizamos al año entre 7 y 15 kilos de ropa, lo cierto es que ni siquiera se está recogiendo el 10% de lo que se coloca en el mercado. Una tendencia que debe ser invertida para aprovechar al máximo el potencial de un recurso que, más veces de lo deseable, suele acabar en el cubo de la basura, con el consiguiente impacto ambiental.

HUMANA dispone de una red conformada por más de 5.000 contenedores, que se encuentran distribuidos por el conjunto de España, y cuenta con el apoyo de más de 2 millones de donantes del textil y de 2.000 colaboradores públicos y privados

Estructura, logísrtica y potencial

Para llevar a cabo su cometido, HUMANA dispone de una red conformada por más de 5.000 contenedores, que se encuentran distribuidos por el conjunto de España, y cuenta con el apoyo de más de 2 millones de donantes del textil y de 2.000 colaboradores públicos y privados, en los que presta un servicio gratuito. A través de esta estructura, la entidad consiguió recoger el pasado año 17.000 toneladas de ropa usada (2.100 toneladas en Galicia).

A nivel estatal, la ONG dispone de 42 tiendas por las que pasan cerca de 1.235.000 clientes; una actividad que le permite generar fondos cuyo destino son precisamente los diversos programas de cooperación en materia de educación e inserción laboral, agricultura y desarrollo rural, desarrollo comunitario, prevención de enfermedades contagiosas, energías renovables, y asistencia y emergencias, entre otros.

La organización cuenta actualmente con tres plantas de clasificación en Barcelona, Madrid y Granada. En estas instalaciones, profesionales del sector realizan un proceso de selección definido por el grado de calidad de las prendas: el 13% se lleva directamente a tiendas de moda de segunda mano que la entidad tiene en España; el 38% se envía a África, donde se vende a comerciantes locales a precios bajos para satisfacer la demanda, generar actividad económica y también recursos que contribuyan al desarrollo; el 36% se destina a reciclado, toda vez que su estado no posibilita su reutilización; el 5% se valoriza energéticamente debido a que no se puede reutilizar ni reciclar y el 8% restante se deposita en centros de tratamiento de residuos debido a que no se puede aprovechar.

Estas y otras cuestiones fueron dadas a conocer a mediados de este mes por Rafael Mas, Responsable de Comunicación y Proyectos de esta organización, con motivo de su participación en el VII Congreso Gallego de Medio Ambiente y Salud celebrado en la localidad pontevedresa de Caldas de Reis entre los días 14 y 17, donde compartió mesa con representantes de Sogama, la Diputación de Pontevedra y las firmas Soil Recovery y Ecocelta, entidades todas ellas dedicadas a la gestión de los residuos.

Comentarios