“El Huerto Ecológico es un libro de todos con clara vocación educativa”

0
19

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
19
  • “ Huerto Ecológico es libro todos clara vocación educativa”
  • Así lo manifestó Pedro Cantero, Director de la Escuela de Adultos del Centro Penitenciario de Monterroso (Lugo), en una entrevista concedida a la cadena Cope.
  • Explicó que el libro, enmarcado en un proyecto europeo sobre desarrollo sostenible, recoge el trabajo efectuado por los internos y los propios trabajadores del penal durante varios años.
  • En este escenario, Cantero promovió en su momento la construcción de un invernadero ecológico en el que se utilizó como materia prima miles de botellas plásticas y que hoy alberga el cultivo de numerosos productos.
  • La idea de poner en marcha esta iniciativa no se dirigía únicamente hacia la producción hortícola, sino hacia la creación de hábitos respetuosos con el medio ambiente.

El Director de la Escuela de Adultos del Centro Penitenciario de Monterroso (Lugo), Pedro Cantero, explicó en Cope Galicia el alcance de la edición del libro “El Huerto Ecológico”, que se presentó oficialmente el pasado mes en el propio ayuntamiento lucense, mostrando su satisfacción por haber liderado y coordinado una iniciativa que, enmarcada en un proyecto europeo sobre desarrollo sostenible, recoge el trabajo realizado durante tres años por parte de los internos y de los propios trabajadores de la institución.

Creando nuevos hábitos

Teniendo en cuenta la alta sensibilidad del Penal hacia la protección medioambiental, Cantero promovió en su momento la construcción de un invernadero en el que decidió emplear material reciclado, aprovechando miles de botellas de plástico generadas en los comedores del penal. Su idea era crear un huerto ecológico. Dada su condición de urbanita y reconociendo su escasa experiencia en estas lides, decidió convertirse en autodidacta e instruirse en la materia para llevar a la práctica esta experiencia. “La tarea no ha sido fácil, pero hoy ya ha dado sus frutos y el tomate es nuestro fuerte”, manifiesta con orgullo.

El programa de autocompostaje instaurado en el centro, y que contó con el respaldo de la Sociedade Galega do Medio Ambiente, constituye otra de las iniciativas medioambientales dignas de mención por el impacto positivo de la misma

La recogida de botellas de agua tampoco resultó sencilla, sobre todo al principio. “Preparamos unas cajas de cartón y fuimos por cada módulo explicando a los reclusos lo que necesitábamos; transcurridas varias semanas estábamos abrumados ante la gran cantidad de envases recopilados”; un gesto acreditativo del interés y alta participación de los internos.

Pero el Director del Centro Educativo no quiere que el libro se quede puertas adentro, de ahí que en su momento se hubiese decidido divulgarlo para que los interesados puedan acceder al mismo. De hecho, se encuentra a disposición del público, en formato digital, en la página web de Sogama, entidad colaboradora.

En este sentido, clarificó que el objetivo del huerto no se dirige únicamente hacia el cultivo de productos, sino hacia la creación de hábitos respetuosos con el medio ambiente. “El proyecto tiene una función meramente educativa”, aseguró. Se muestra convencido de que hay que poner límites al consumismo del que todos somos víctimas y para ello se hace necesario incrementar la concienciación de la población en la materia. “Nosotros hemos querido transmitir la idea de que a partir de los desechos podemos obtener recursos”. El mensaje es claro: derrochar menos, reducir la producción de basura, aprovechar al máximo los productos y propiciar el reciclado para crear nuevos artículos de utilidad, evitando así el consumo de energía y materias primas.

El programa de autocompostaje instaurado en el centro, y que contó con el respaldo de la Sociedade Galega do Medio Ambiente, constituye otra de las iniciativas medioambientales dignas de mención por el impacto positivo de la misma.

Todo ello viene a corroborar que el medio ambiente se ha asentado en el Penal de Monterroso como hilo conductor de la reinserción, el mejor premio al esfuerzo que el centro está llevando a cabo desde el ámbito educativo, convirtiéndolo en todo un ejemplo a seguir para otras instituciones de sus características.

Comentarios