El compostaje doméstico recupera su papel en la gestión sostenible de los residuos urbanos

0
121
  • compostaje doméstico recupera papel gestión sostenible residuos urbanos
  • A través de un proceso de fermentación en el que intervienen diversos microorganismos, se obtiene un abono natural de gran calidad que puede ser aplicado al suelo con absolutas garantías y sin restricciones.
  • Los beneficios del sistema son hoy incuestionables, tanto desde la perspectiva ambiental como económica y social.
  • Para obtener un compost adecuado y de calidad, se hace necesario controlar parámetros tales como la temperatura y humedad de la mezcla, debiendo discernir previamente entre lo que debe y no debe depositarse en el compostador.
  • En estos momentos, el programa de compostaje doméstico de Sogama cuenta con 197 entidades adscritas, habiendo repartido entre las mismas cerca de 6.000 compostadores.

Sobre la Entidad

SOGAMA
La Sociedade Galega do Medio Ambiente (SOGAMA) es una empresa pública autonómica, creada en el año 1992 por el Decreto 111/1992 de la Xunta de Galicia, y adscrita a la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas.
121

El compostaje doméstico se erige en una magnífica medida con la que cerrar el ciclo de reciclaje de la materia orgánica en las viviendas unifamiliares que dispongan de huerto, jardín y/o tierras de cultivo.

A través de un proceso de fermentación en el que intervienen diversos microorganismos, se obtiene un abono natural de gran calidad que puede ser aplicado al suelo con absolutas garantías y sin restricciones.

A través de este sistema, los ayuntamientos obtienen interesantes beneficios, tanto ambientales como económicos y sociales. Desde la dimensión medioambiental, porque reciclando la fracción orgánica, se reduce la frecuencia de recogida y transporte de la basura convencional, disminuyendo igualmente las emisiones de CO2 a la atmósfera. Desde la económica, porque se disminuye la cantidad de desechos depositados en los contenedores genéricos, viéndose aminorada en igual proporción el importe de la factura a pagar a Sogama. Y desde la social, porque se recupera una práctica tradicional en Galicia, como es la selección de los restos orgánicos, bien para alimento del ganado o bien para la elaboración de compost, al tiempo que se reducen los desplazamientos de los habitantes del medio rural a los contenedores, por lo general muy distanciados de las viviendas debido a la alta dispersión de la población.

El compostaje doméstico se erige en una magnífica medida con la que cerrar el ciclo de reciclaje de la materia orgánica en las viviendas unifamiliares que dispongan de huerto, jardín y/o tierras de cultivo

Para obtener un compost adecuado y de calidad, se hace necesario controlar parámetros tales como la temperatura y la humedad de la mezcla. Pero antes es preciso tener claro lo que debe y no debe depositarse en el compostador:

Qué depositar en un compostador

SÍ a:

  • Restos de comida: frutas, verduras, arroces, pasta cocida...
  • Cáscaras de huevo y cáscaras de frutos secos.
  • Posos de café, té e infusiones.
  • Cenizas y serrín de madera no tratada.
  • Papel, cartón, periódicos (éstos últimos, en cantidades controladas).
  • Restos de poda, raíces, hojas, césped y material del jardín desmenuzado (cuanto más leñoso, más tiempo tarda en compostar).
  • Restos de la cosecha de la huerta, sin pesticidas o fitosanitarios.
  • Estiércol de animales herbívoros
  • Polvo y pelusa del aspirador, fibras naturales, pelos, trozos de telas naturales, plumas.

NO a:

  • Restos de carne y pescado.
  • Aceites vegetales y minerales.
  • Productos lácteos.
  • Restos de plantas enfermas o con pesticidas, insecticidas, etc.
  • Madera tratada con pinturas, barnices, etc.
  • Hojas de pino o eucalipto.
  • Excrementos humanos o de animales domésticos carnívoros (perros, gatos).
  • Medicamentos.
  • Pañales desechables.
  • Papel de color brillante, impreso con tinta de color o plastificado.
  • Objetos duros, piedras, vidrio, metal, plástico, tetra brik, baterías, …

Información, formación y control

En estos momentos, el programa de compostaje doméstico de Sogama cuenta con 197 entidades adscritas (134 concellos de distintos puntos de Galicia, 54 centros educativos y 9 colectivos sociales), habiendo repartido entre las mismas cerca de 6.000 compostadores.

Con el fin de garantizar el correcto desarrollo de la iniciativa, los participantes reciben cursos de formación presenciales impartidos por técnicos al servicio de Sogama en los que se les explica con detalle las características del proyecto, dónde ubicar el compostador, qué depositar y qué no depositar en el mismo, cómo controlar parámetros tales como la temperatura y la humedad, y qué hacer ante determinadas incidencias.

Como elemento de apoyo en el ámbito formativo, los usuarios reciben un manual en el que se recoge toda la información de interés sobre el programa, procedimiento a seguir, preguntas más frecuentes, dudas habituales y errores más comunes, disponiendo así de la información necesaria para hacer frente a posibles desviaciones que pudieran alterar o desvirtuar el resultado final.

Transcurrido un tiempo desde la distribución de los recipientes, es el personal de los propios concellos el que se encarga de visitar casa por casa para comprobar el trabajo de las familias y atender sus requerimientos. El objetivo último es que los participantes logren elaborar un compost de alta calidad que cumpla con todos los requisitos contemplados por la legislación vigente, pudiendo ser aplicado en la agricultura con garantías y sin restricciones.

La información más relevante está recopilada en su web.

Comentarios