La almeriense Valeria Rubí gana el premio de microrrelatos del certamen Recapaciclando

  • ‘El país del reciclaje’ ha sido elegido entre 161 relatos como ganador en un certamen que difunde los valores de la reutilización y recogida selectiva de residuos
0
9

Sobre la Entidad

Junta de Andalucía
La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
9
  • almeriense Valeria Rubí gana premio microrrelatos certamen Recapaciclando

El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Antonio Martínez, ha entregado el primer premio del certamen Recapaciclando, de microrrelatos sobre residuos y reciclaje, a la almeriense Valeria Rubí Villegas (El Ejido, Almería) por el relato titulado “El país del reciclaje”. Se trata de la segunda edición del certamen en el que han participado 127 autores y se han presentado 161 microrrelatos. 

Con esta iniciativa, como ha señalado el delegado Antonio Martínez “se pretende promover la sensibilización y difusión de los valores sociales y ambientales de la gestión y reciclaje de los residuos” y “se aporta un nuevo grano de arena al panorama ambiental de nuestra comunidad”.  

El concurso, en el que colaboran la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Ecoembes y Ecovidrio, se enmarca dentro del programa de educación ambiental “Recapacicla”, que tiene entre otros objetivos reducir la generación de residuos urbanos en origen, promover su reutilización y reciclaje; además de potenciar la recogida selectiva y selección de los mismos para garantizar su adecuada gestión.

Este certamen establece un único premio que consiste en una estancia de dos noches para dos personas, en régimen de pensión completa, en el entorno del Parque Nacional de Doñana o del Parque Nacional de Sierra Nevada y una visita guiada al espacio natural elegido.  

Micro relato premiado

El país del reciclaje
Había una vez un país en el que todo se reciclaba,
desde la lista de la compra hasta la anilla de una lata
- ¡Y la lata! Claro estaba-.
En el país del reciclaje ni siquiera enfermaban,
pues podían presumir del aire más puro con el que  alimentaban
su sistema de energía.
Su método era muy sencillo, pues bien sabían 
a qué contenedor cada desecho pertenecía.
Eran conocidos por su alegría
y por ser grandes amantes del lugar donde vivían;
eran los responsables de mantener tan bello como el primer día
el mayor tesoro que sus antepasados  años atrás les dejarían. 

Comentarios