Fiscal reitera las carencias del proyecto de Fertiberia para clausurar las balsas de fosfoyesos

0
5
  • Fiscal reitera carencias proyecto Fertiberia clausurar balsas fosfoyesos
    Imagen de WWF España.
  • El consejero de Medio Ambiente explica las alegaciones de la Junta al estudio  de la empresa al que considera “insuficiente y manifiestamente mejorable”

Sobre la Entidad

Junta de Andalucía
La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
5

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha reiterado en el Parlamento andaluz que las alegaciones presentadas por la Junta ponen de manifiesto  las múltiples carencias del proyecto de Fertiberia para la clausura de las balsas de fosfoyesos en Huelva, al que considera “insuficiente y manifiestamente mejorable”. Fiscal ha aclarado que en dicha argumentación se expone el criterio de la Administración autonómica sobre el Estudio de Impacto Ambiental elaborado y sobre el proyecto de clausura presentado por la empresa, declarados como idóneos por la Administración General del Estado. 

El consejero ha explicado que para la elaboración de las alegaciones se ha partido de los distintos pronunciamientos de la Audiencia Nacional sobre la caducidad de la concesión administrativa otorgada en su día a Fertiberia, para la deposición de fosfoyesos en la zona de dominio público maritítimo-terrestre. No en vano, este órgano judicial fijaba en el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente la competencia para la determinación, dirección, seguimiento y control de los trabajos necesarios para la regeneración de los terrenos de dominio público marítimo-terrestre ocupados por las balsas de fosfoyesos. Mientras que la Junta de Andalucía es la encargada de tramitar y resolver la Autorización Ambiental Integrada.

El área donde se sitúan las balsas de fosfoyesos era casi en su totalidad marismas

En el transcurso de su intervención, Fiscal ha explicado que el Estudio de Impacto Ambiental no resuelve el seguimiento adecuado de la gestión de las aguas hasta su eliminación del sistema por evaporación, sin posibilidad de afección al medio receptor. En este sentido, la Junta propone incluir en el proyecto las zonas 4 y 5 de las balsas a todos los efectos. Para el consejero no existe ninguna justificación, material o documental que avale que la zona 4 está clausurada y restaurada, tal y como afirma la empresa, y que en la zona 5 no se haya realizado ningún estudio que determine su grado de contaminación y se considere como marisma natural. Igualmente propone ampliar este estudio a los suelos de las áreas aledañas a los depósitos de fosfoyesos.

Respecto a la valoración de riesgos, el proyecto de Fertiberia considera solo objeto de protección la salud de las personas, excluyendo la conservación de los ecosistemas y sin tener en cuenta la posible contaminación de acuíferos. Para la Junta la protección ante los riesgos geológicos es asimismo insuficiente, en parte, porque la escollera de protección planteada es solo testimonial. En este sentido, el consejero ha avanzado que el estudio de Fertiberia tampoco incluye las amenazas derivadas del cambio climático como la subida del nivel medio del mar, la alteración del régimen de precipitaciones y del oleaje o su repercusión sobre la inundabilidad. Igualmente ha olvidado temas como los vertidos de Acerinox o la posible presencia en otros puntos de los “fosfoyesos negros”. No obstante, la valoración técnica sobre el tratamiento dado a este tipo de fosfoyesos y el plan de seguimiento y control, debe realizarlos el Consejo de Seguridad Nuclear, organismo competente en la materia. 

Entre las objeciones presentadas en el apartado de vigilancia y control, Fiscal ha asegurado que sería deseable que durante la ejecución del proyecto se amplíen los parámetros a revisar en los controles de calidad del aire. También ha señalado que no hay un seguimiento adecuado de la estanqueidad del encapsulado, ni durante la clausura ni en la etapa posterior a ella.     

Fiscal ha recordado que el área donde se sitúan las balsas de fosfoyesos era casi en su totalidad marismas, encontrándose en la zona de inundabilidad del río Tinto y de dos de sus afluentes, Estero del Rincón y Arroyo de Menaja. Por tanto, cualquier actuación que se realice en la zona inudundable, deberá cumplir con las limitaciones de uso establecidas en el Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica del Tinto-Odiel-Piedras. 

De otro lado, el consejero ha explicado que en el informe de la Junta se aclara que junto al entorno de la actuación existen cuatro espacios incluidos en la Red Natura 2000 y otros 4 enclaves incluidos en la  Ley 2/1989 que aprueba el inventario de espacios naturales protegidos. A ello hay que añadir el interés que tienen los alrededores de esta zona para la conservación de las aves, entre las que destacan el águila pescadora, el aguilucho pálido o el aguilucho cenizo.

Comentarios