La Junta de Andalucía falla los premios del concurso de microrrelatos y redes sociales

0
11
  • Junta Andalucía falla premios concurso microrrelatos y redes sociales
  • El certamen #Recapaciclando tiene como objetivo difundir los valores sociales y ambientales de la reutilización y recogida selectiva de residuos.

Sobre la Entidad

Junta de Andalucía
La Junta de Andalucía es la institución en que se organiza el autogobierno de la Comunidad Autónoma de Andalucía.
11

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha concedido el primer premio del concurso #Recapaciclando en la modalidad de mensajes cortos en las redes sociales Twitter y Facebook a Emilio Ruiz Hidalgo, de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), y en microrrelatos a Pablo Ruiz Martínez- Cañavate (Granada). Con este certamen se pretende promover la sensibilización y difusión de los valores sociales y ambientales de la gestión y reciclaje de los residuos.

Esta iniciativa, en la que colaboran la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Ecoembes, Ecovidrio, se enmarca dentro del programa de educación ambiental ‘Recapacicla’, que tiene como objetivos reducir la generación de residuos urbanos en origen, promover su reutilización y reciclaje; así como potenciar la recogida selectiva y selección de los mismos, para garantizar así su adecuada gestión.

En total se han presentado 68 microrrelatos y 76 mensajes cuya temática ha versado sobre los residuos en la sociedad y la colaboración ciudadana en su reciclaje. El concurso establece dos premios, uno por cada modalidad, que consistirán en una estancia de dos noches para dos personas en el entorno del Parque Nacional de Doñana o del Parque Nacional de Sierra Nevada y una visita guiada al espacio natural.

Obras premiadas

Mensaje corto:

“Construía flotadores reciclando para evitar ahogarse en un mar de plástico”

Microrrelato:

¿Recuerdas?
¿Te imaginas que pudiéramos llevar a nuestros hijos a ver el mar donde te conocí y que siga teniendo el tono azul de tus ojos? ¿No te haría feliz jugar con ellos en la orilla a construir castillos de arena? ¿Recuerdas cuando de niños nos gustaba revolcarnos en la hierba, mirar al cielo y descubrir formas en las nubes? Qué mágicas era aquellas excursiones nocturnas por la sierra en verano, con la luna llena, escuchando a los pájaros y divisando las estrellas que punteaban el cielo limpio. Lo recuerdo nítidamente, son imágenes que tengo bien guardadas  en mi memoria, escenas del teatro de nuestra vida.

Pero, ahora que nuestra obra está avanzada y sabemos valorar aquellas pequeñas cosas,debiéramos cuidar el escenario en el que tuvieron lugar para legarlo, como un regalo, a las generaciones que asoman tras la puerta. Sí, es nuestro turno, está en nuestras manos pues basta con tres o cuatro gestos diarios para hacer un mundo más habitable. Elijamos que ellos lo vean con sus propios ojos, en lugar de imaginárselo a través de nuestros recuerdos. Cuidemos el medio ambiente; cuidemos el escenario más bello.

Comentarios