Se intensifica la lucha contra la contaminación por plásticos en los océanos

0
43
  • Se intensifica lucha contaminación plásticos océanos
  • Actualmente, la UE y los países miembros tienen la oportunidad de atajar este problema durante la revisión de la normativa europea que afecta a la producción y los residuos de plásticos
  • Europa es el segundo productor mundial de plásticos con aproximadamente 50 millones de toneladas al año
  • Greenpeace pide al Gobierno español que aproveche este momento de debate europeo y apoye la aprobación de medidas urgentes
  • La organización ha instalado una gran ola de plásticos en el centro de Valencia para concienciar del problema de contaminación por plásticos en los océanos

Sobre la Entidad

Greenpeace
Greenpeace es una organización independiente, política y económicamente, que utiliza la acción directa no violenta para atraer la atención pública hacia los problemas globales del medio ambiente e impulsar las soluciones necesarias.
43

Greenpeace ha lanzado una campaña internacional para sensibilizar sobre la situación insostenible que sufren los mares europeos que, año tras año, reciben cada vez más residuos plásticos. Con ella, se pretende influir para que la revisión de la Directiva de Residuos y la Directiva de Envases y Residuos de Envases europeas incluyan medidas efectivas para erradicar este grave problema. Con el objetivo de visibilizar esta situación, la organización ha instalado en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia una gran “ola de plástico”, que representa la invasión de los millones de envases y residuos que a diario acaban en los océanos.

Greenpeace ha lanzado una petición en diferentes países para exigir a los ministros europeos que adopten medidas urgentes para reducir los envases de plástico de un solo uso. Esta campaña se enmarca también dentro del trabajo global de la coalición de ONG del movimiento #BreakFreeFromPlastic.

Greenpeace ha elegido Valencia para su instalación porque esta comunidad autónoma está actualmente tomando medidas para poder plantar cara al abandono de residuos plásticos, y trabaja activamente en la implantación de un sistema de devolución y retorno de envases. Paradójicamente, está encontrando importante impedimentos por parte de envasadores, distribuidores y grandes superficies, que son los responsables de poner en el mercado dichos envases, demostrando que solo están preocupados por su propio interés y no por poner solución al problema de sus residuos.

Entre 2002 y 2013, la producción global anual de plásticos aumentó casi un 50%, pasando de 204 millones de toneladas a 299 millones

Oportunidad para reducir los residuos plásticos 

La Unión Europea tiene ahora la oportunidad de tomar medidas ambiciosas para reducir en origen los residuos plásticos que contaminan el océano dentro de la nueva Directiva de Residuos y la Directiva de Envases y Residuos de Envases que tienen que ser aprobada antes del verano dentro del denominado Plan de Acción de Economía Circular de la UE. Los ministros de medio ambiente de los Estados miembro pueden allanar el camino para eliminar los envases de plástico de un solo uso y posicionar a la UE como líder en la lucha contra la contaminación plástica.

“La Unión Europea ha demostrado liderazgo en otros temas medioambientales. Aunque la UE reconoce la amplitud del problema, hasta ahora no han actuado para resolver la contaminación plástica. Los gobiernos nacionales deben aprovechar esta oportunidad y actuar para garantizar que ‘las medidas significativas para la eliminación de residuos plásticos y la reducción en la fuente’ se incorporen en la legislación de la UE”, ha señalado Julio Barea, portavoz de Greenpeace.

Los residuos plásticos están invadiendo el medio ambiente, tanto en tierra como en el mar. Se estima que entre 4,12 y 12,7 millones de toneladas de plástico entran en los océanos cada año, causando daño a la vida marina y dejando un rastro tóxico de contaminación plástica que también está entrando en la cadena alimenticia a medida que el plástico se acumula y fragmenta en trozos más pequeños .

La producción mundial de residuos plásticos ha crecido dramáticamente en los últimos años. Se estima que constituye el 60-80% de todos los desechos marinos, por lo tanto, está aumentando a un ritmo alarmante. Entre 2002 y 2013, la producción global anual de plásticos aumentó casi un 50%, pasando de 204 millones de toneladas a 299 millones. Se espera que la producción mundial de plásticos llegue a 500 millones de toneladas en 2020.

Greenpeace insta a los ministros/as europeos a:

  • Adoptar las medidas necesarias que garanticen a los estados miembros la flexibilidad para adoptar medidas nacionales y restricciones de mercado para reducir las principales fuentes de basura, incluidos los envases de plástico de un solo uso.
  • Asegurar que todos los productores e importadores implementan sistemas de Responsabilidad Extendida del Productor (EPR en sus siglas en inglés) y que los requerimientos mínimos de estos sistemas cubran los costes totales de la gestión y del abandono de los residuos producidos. Asegurar menores tasas a aquellos productos con menor impacto medioambiental y aquellos con mayor durabilidad, reciclables y libres de tóxicos

Datos de contaminación por residuos de plásticos en Europa (2) 

  • Europa es el segundo productor mundial de plásticos, con una producción de aproximadamente 50 millones de toneladas al año, de los cuales casi el 40% se destinan a envases de plástico.
  • Se han encontrado nidos marinos en todas las aguas europeas, incluidas las playas, la plataforma continental y el mar profundo. El 40% de esta basura es de plástico.
  • El 80% de los fragmentos de plástico que se encuentran en los océanos provienen de la tierra.
  • Se estima que el 94% de los residuos plásticos marinos se sitúan en el fondo marino. Las concentraciones más altas se encuentran en las playas (aproximadamente 2.000 kg km-2). Lo que vemos es solo la punta del iceberg.
  • En 2014 solo se recicló el 30% del plástico que entró en el flujo de residuos en Europa. El 40% fue incinerado y el 30% vertido (3). Estas cifras no dan cuenta de la destrucción de millones de envases de plástico todos los días en Europa, que son abandonados en el medio ambiente y pueden entrar en vías fluviales para finalmente filtrarse en el océano.

Comentarios