Greenpeace rechaza frontalmente la incineradora residuos en Gipuzkoa

0
27
  • Greenpeace rechaza frontalmente incineradora residuos Gipuzkoa
  • La organización ecologista apoya la concentración de hoy en la Diputación de Gipuzkoa contra la incineradora.
  • Está prevista la licitación de la planta, sin participación pública y en pleno verano, que facilitará la aprobación del Parlamento vasco en otoño.

Sobre la Entidad

Greenpeace
Greenpeace es una organización independiente, política y económicamente, que utiliza la acción directa no violenta para atraer la atención pública hacia los problemas globales del medio ambiente e impulsar las soluciones necesarias.
27

Greenpeace muestra su apoyo a los actos contra la aprobación de la licitación de la incineradora de Zubieta que tienen lugar en la Diputación Foral de Gipuzkoa. La organización ecologista rechaza frontalmente la incineración de residuos tanto en Gipuzkoa como en cualquier otro lugar del planeta. La incineración es la peor de las soluciones para la gestión de los residuos urbanos ya que es el método más nocivo para la salud, el medio ambiente y la economía de donde se implanta.

La licitación que aprobará, sin participación pública y en plena época estival, el gobierno foral (encabezado por PNV y PSE) hipoteca durante décadas las políticas de residuos de Gipuzkoa. La licitación es un trámite administrativo necesario que pretende facilitar la aprobación del proyecto por parte del Parlamento vasco en otoño.

"El proyecto de nueva incineradora que abandera el actual Gobierno de Gipuzkoa esconde detrásclaros intereses políticos e ignora por completo el interés general. Además, generará importantes beneficios a la empresa encargada de la planta y de paso a sus colaboradores necesarios", ha declarado Julio Barea, responsable de campaña de Greenpeace.

Con esta licitación, los actuales políticos firmarán contratos que garantizarán ingresos y pagos de dinero público a los gestores de Zubieta, más allá del año 2050, como ya sucede con la incineradora de Son Reus en Mallorca. Se da la paradoja que aunque en un futuro la ciudadanía de Gipuzkoa reciclara el 100% de sus residuos (y no llevaran nada a quemar a Zubieta), tendrían que seguir pagando la planta.

Comentarios