La planta de residuos de Alicante supera en 2016 los límites de emisiones

0
53

Sobre la Entidad

Ecologistas en Acción
Ecologistas en Acción es una confederación de más de 300 grupos ecologistas de todo el Estado español. Forma parte del llamado ecologismo social.
  • planta residuos Alicante supera 2016 límites emisiones
  • Ecologistas en Acción denuncia que las emisiones de la planta de residuos de Alicante superaron en 2016 los valores límite establecidos por el permiso.
  • Los controles de las emisiones de las instalaciones de gestión de residuos de Foncalent en 2016 muestran cantidades nocivas de emisión de Compuestos Orgánicos Volátiles.

Dos controles, realizados por Entidad Colaboradora de la Administración S.L. (ECA) con el sello de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) en 2016, ponen de manifiesto la violación de la autorización vigente respecto a emisiones por parte del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Alicante (CETRA) ubicado en la partida de Foncalent de Alicante. Los valores registrados de Compuestos Orgánicos Volátiles (COVs) superan con creces los Valores Límites de Emisión (VLE) en el caso de los Motores de Cogeneración (1, 2 y 3) y en el Biofiltro de la instalación. Los Motores queman el biogás producido en los vasos de vertido y en el digestor anaerobio. Los niveles permitidos para dichos motores se sitúan en los 150 mgC/Nm3, pero todos ellos alcanzan cifras entre los 350 y los 400 mgC/Nm3. El Biofiltro, por su parte, debería expulsar esos compuestos con un máximo de concentración de 50 mgC/Nm3. Sin embargo, ha llegado a producir la perniciosa cantidad 398 mgC/Nm3. El caudal del biofiltro, que debería retener parte de los gases generados en la naves de compostaje de la materia orgánica es mucho mayor que el de los motores, y por tanto sus emisiones también.

Los COVs incluyen diversas sustancias orgánicas, algunas muy peligrosas como el benceno, el cloruro de vinilo y el 1,2 dicloetano, con potencial carcinógeno, otras tienen graves efectos sobre la salud humana (hígado, riñón o sistema nervioso) y además todos son precursores del ozono troposférico. En el entorno del CETRA y vertedero se detectaron pequeñas cantidades de tolueno, un COV, en 2016.

Ecologistas en Acción considera que estos resultados son intolerables, dado el impacto que generan sobre el entorno natural y la sociedad en su conjunto, y conmina a la Conselleria de Medio Ambiente a solventar el problema y abrir un expediente sancionador a la empresa adjudicataria del servicio de gestión del vertedero, UTE Alicante (FCC, Cespa-Ferrovial y Ortiz e Hijos), para que respete los términos de funcionamiento establecidos por la autorización actual en cuanto a emisiones.

Además, en otro documento de Dirección General de Cambio Climático y Calidad Ambiental, elaborado para remitir al Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes (PRTR), se especifican las cantidades de Carbono Orgánico Total (COT) declaradas como emitidas en 2016 por la empresa titular de las instalaciones, 33.012 kg/año, cifra que hubo de ser revisada por el organismo autonómico, que la corrigió y validó a 59.347 kg/año. Esas emisiones convierten a esa instalación en la principal emisora de COT la ciudad de Alicante de Carbono Orgánico Total.

La historia de irregularidades en el vertedero de Foncalent es de largo recorrido, sobre todo bajo mandato del Partido Popular, cuando el sumidero recibió basura de muchas comarcas externas y se sobrepasaron de manera reiterada las cantidades de entrada de desperdicios que podía tratar la instalación con la intención de hacer negocio con el soterramiento de cientos de miles de toneladas de desechos urbanos. INUSA fue sancinada en 2012 con 20.001 euros por la Dirección General de Calidad Ambiental por admitir residuos en el vertedero sin pasar previamente por la planta de tratamiento. Hay un expediente abierto por la Confederación Hidrgográfica del Júcar por irregularidades en las aguas subterráneas.

Las instalaciones, que se inauguraron en 2005, tenían prevista una vida útil de 21 años. Pero la realidad es que, en la actualidad, las celdas actuales estarán al borde de su colmatación en menos de cinco años. De hecho, a finales del mes pasado, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana anuló la ampliación de la capacidad de vertido del CETRA, mediante la construcción de una quinto depósito de 1.868.708 m³, debido a que esa ampliación no tenía ningún soporte en los Planes de Residuos y a la falta del estudio de impacto paisajístico. Según Carlos Arribas, responsable del Área de Residuos de Ecologistas en Acción, “se pretendía incumplir el Real Decreto 1481/2001, de 27 de diciembre, por el que se regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero”. Esta nueva tesitura obligará a la empresa concesionaria del servicio a rebajar la llegada de basura al vertedero a cien mil toneladas al año como máximo, si se quiere prolongar la vida útil de las instalaciones y evitar el gravoso traslado de los residuos de Alicante a otros centros de tratamiento de la provincia.

Comentarios