Bizkaia valoriza más del 80% de los residuos urbanos que genera

0
9
  • Bizkaia valoriza más 80% residuos urbanos que genera

La última revisión del II Plan Integral de Gestión de Residuos Urbanos revela que sólo se ha dejado de cumplir el objetivo de vertido crudo cero a vertedero. Se han cumplido también los objetivos del Plan de Prevención de Residuos Urbanos de Bizkaia 2010-2016. Bizkaia aprovecha el 80,9% de los residuos que genera. La generación per cápita de residuos domésticos es de 1,13 kilos por habitante y día. La Diputación Foral de Bizkaia propone una prórroga del II PIGRUB para realizar una planificación de la gestión de residuos acorde a las modificaciones que se van a realizar en el paquete de Economía Circular de la UE, modificaciones que establecerán los retos a lograr hasta 2030.

La Diputación Foral de Bizkaia ha dado a conocer los resultados de la última revisión del II Plan Integral de Gestión de Residuos Urbanos de Bizkaia (PIGRUB) 2005-2016, de la que se desprende que nuestro territorio ha cumplido 10 de los 13 objetivos marcados por el Estado y la CAV en esta materia. De hecho, sólo se ha dejado de cumplir uno de ellos, el de vertido crudo cero -vertido de residuos sin un tratamiento previo- a vertederos y otros dos más, los referidos a los aparatos eléctricos y electrónicos y a los envases de vidrio, papel, metales, plásticos y madera, se han cumplido parcialmente.

En concreto, Bizkaia ha generado 527 kilos de residuo urbano por habitante y año, los mismos que los generados en el año 2001, tal y como se dispone en la Estrategia Ambiental de Desarrollo Sostenible 2002-2020. En esta misma estrategia se establecía la reducción del porcentaje de residuos que se llevan a vertedero hasta el 30% en 2020, cuando en nuestro territorio ese porcentaje es del 19,1% en el año 2016.

El único de los retos marcados que no se ha cumplido ha sido el de vertido crudo cero

Nuestro territorio también ha cumplido con creces lo regulado por el Estado en relación a los residuos de pilas, baterías y acumuladores, que establecía una tasa de reciclaje del 50% para el año 2020 y que en Bizkaia supone ya en 2016 un 80,6%. Y se ha cumplido también la norma estatal de residuos biodegradables que fijaba el objetivo de reducir el depósito en vertedero al 25% de los valores de 1995 para el año 2016. En Bizkaia, esa última reducción se marcaba en 130.768 toneladas, muy por encima de la cifra real alcanzada el año pasado, que fue de 45.625 toneladas. También se ha logrado superar la tasa de valorización establecida por el Estado en un 60% (en Bizkaia se aprovecha el 80,9% de los residuos urbanos que se generan).

Nuestro territorio ha cumplido parcialmente otros objetivos marcados por la normativa estatal: no se ha llegado a cumplir del todo el de aumentar la recogida selectiva de aparatos eléctricos y electrónicos hasta 4,6 kilos, pero se está cerca de ello, ya que son 3,36 los kilos por habitante y año que se depositan de forma selectiva; y no se ha llegado al 60% de tasa de reciclaje en las fracciones de vidrio, papel y cartón, que se han quedado en el 59% y el 54%. Sin embargo, el reciclaje de los envases metálicos, plásticos y de madera ha superado los objetivos marcados.

El único de los retos marcados que no se ha cumplido ha sido el de vertido crudo cero, establecido tanto en el propio PIGRUB como en el Programa Marco Ambiental 2007-2010 del Gobierno Vasco. A pesar de que la utilización del vertedero se ha ido reduciendo progresivamente desde el año 2004 -cuando se destinaba el 53,8% de los residuos generados- hasta quedarse en el 19,1% en 2016, aún hay que mejorar en este aspecto, que el último año se ha visto condicionado, además, por la huelga mantenida en la planta de tratamiento mecánico biológico, TMB.

Objetivos marcados por el PIGRUB

Uno de los aspectos fundamentales de la revisión del II Plan Integral de Gestión de Residuos es el análisis del cumplimiento de los objetivos recogidos en este documento. En ese sentido, cabe destacar que en materia de prevención y preparación para reutilización se ha conseguido que la generación per cápita se mantuviera en 1,13 kilos por habitante y día (ésa es exactamente la cantidad que se generó en 2016), que los residuos comerciales no superaran las 220.000 toneladas (el año pasado fueron 130-018 toneladas) y que la generación de residuos urbanos no superara las 697.000 toneladas (se ha quedado en 605.232 toneladas en 2016).

También se ha superado el objetivo de reciclaje de residuos urbanos, fijado en el PIGRUB en una tasa del 40%, y que ha sido del 43,78% el pasado año. No se ha llegado a la tasa del 4% en compostaje, que se sitúa en el 1,1%, de manera que se dispondrán nuevas medidas y actuaciones complementarias para tratar de alcanzar, al menos, ese porcentaje marcado inicialmente.

Como se ha señalado ya, el objetivo de vertido crudo cero no ha podido alcanzarse. Sin embargo, sí se ha culminado el proceso para dotar a Bizkaia de las infraestructuras de gestión de residuos urbanos operativas indispensables para dar respuesta a las necesidades de nuestro territorio.

Prórroga del II PIGRUB

Del análisis realizado se extrae que la política de gestión de residuos en Bizkaia se encuentra alineada con las directrices europeas. Y, dado que se prevén modificaciones dentro del paquete de Economía Circular en las directivas marco de residuos, vertederos, envases, vehículos, pilas y acumuladores, y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, la Diputación ha propuesto prorrogar la vigencia del II PIGRUB hasta el año 2020. El objetivo de esta prórroga es el de poder realizar una planificación acorde a los retos que marcarán hasta el año 2030 esas modificaciones.

Comentarios