Bioindustria: el crecimiento europeo está en nuestra naturaleza

0
39
  • Bioindustria: crecimiento europeo está nuestra naturaleza
  • Este otoño, se producirán 13 millones de toneladas de pulpa de remolacha azucarera en Europa. Ahora, gracias a las nuevas tecnologías de las bioindustrias, ¡su valor para los productores puede aumentar hasta 50 veces más!
  • Lejos de ser ciencia ficción, este es solo un ejemplo concreto del potencial de las bioindustrias. Al crear nuevos productos químicos de origen biológico y bioplásticos a partir de biomasa, éstos podrían generar amplias ventajas para la economía europea en general, la agricultura en particular, sus ciudadanos y el medio ambiente.
  • Millones de trabajos creados, y miles de millones de euros invertidos: de eso trata el sector de las bioindustrias. La iniciativa tecnológica conjunta, conocida como la JTI de bioindustrias o "Bio-Based Industries Joint Undertaking" (BBI JU) en inglés, una empresa público-privada entre la Unión Europea y el sector privado, es el catalizador para lograr una bioindustria sostenible en Europa.

Sobre la Entidad

BBI JU
BBI JU es una empresa público-privada (PPP), que forma parte del plan de la UE para migrar su economía hacia una era posterior a la del petróleo.
39

 En Europa, cada año, millones de toneladas de pulpa de remolacha azucarera son reutilizadas como productos de bajo valor tales como piensos y fertilizantes o se transforman en ‘gas verde’ (bioetanol). Sin embargo, gracias a las nuevas técnicas de extracción de vanguardia, actualmente esa pulpa se puede transformar en componentes de alto valor que se pueden usar en equipos deportivos, partes de automóviles e incluso en la industria de la aviación, aumentando su valor actual hasta 50 veces más. Esto no es un sueño lejano, sino el concepto del proyecto PULP2VALUE: 1 de los 65 proyectos altamente innovadores financiados por BBI JU, iniciativa que, con recursos valorados en 3.700 millones de euros, tiene la finalidad de apoyar un crecimiento más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

En un momento en el que las demandas de productos más ecológicos y una economía más circular son cada vez mayores, las bioindustrias son en muchos sentidos la clave del futuro europeo. No solo contribuirán masivamente a la descarbonización y la reducción de nuestra dependencia de combustibles fósiles a través de un mejor y más eficiente uso de los recursos naturales locales; al hacerlo, también tendrán un vasto potencial económico. En 2014, las bioindustrias ya empleaban a 3,3 millones de personas en Europa, una cifra que va a aumentar aún más con la creación prevista de 400.000 empleos cualificados adicionales para el año 2020, ¡el 80% de los cuales serán en áreas rurales! Además, la explotación de subproductos, y cultivos como los cardos, el diente de león y el lino, permitirá a los agricultores de toda Europa diversificar e incrementar sus ingresos, impulsando al mismo tiempo el desarrollo de las economías locales.

 En Europa, cada año, millones de toneladas de pulpa de remolacha azucarera son reutilizadas como productos de bajo valor tales como piensos y fertilizantes o se transforman en ‘gas verde’ (bioetanol)

"Como lo confirmó la evaluación independiente de la implementación de la iniciativa realizada a mitad del programa por la Comisión Europea, BBI JU está teniendo éxito reuniendo a actores de diferentes países y sectores, combinando conocimiento y uniendo fuerzas para atraer inversiones privadas de un modo consistente", el Director Ejecutivo de BBI JU, Philippe Mengal, declaró. "Ya a finales de 2016, cada euro invertido por la UE estaba impulsando 2,6 euros de inversión privada, lo que prueba que BBI JU está impulsando activamente la economía europea".

BBI JU fue creada con el objetivo de actuar como un catalizador para el desarrollo de una bioeconomía europea. Las biorefinerías juegan un rol central en la iniciativa, aumentando a mayor escala  nuevos bio-procesos para tratar todo tipo de residuos orgánicos y subproductos, y transformarlos en productos e ingredientes de alto valor. Para poder alcanzar sus objetivos es crucial que BBI JU siga promoviendo la investigación y la innovación en todas las cadenas de valor, reduciendo la fragmentación y poniendo en contacto a los principales actores para disminuir el riesgo de inversión en este sector, estableciendo y organizando nuevas cadenas de valor y permitiendo la creación de innovaciones, así como también, nuevos modelos empresariales sostenibles.

Tal y como concluyó Philippe Mengal: "Somos clave para dar forma al sector de las bioindustrias como una comunidad empresarial que proporciona los cimientos para una bioeconomía sólida. En nuestro ‘Stakeholder Forum’, que tendrá lugar en el Centro de convenciones The Square en Bruselas el 7 de diciembre, reuniremos a esta comunidad para compartir las mejores prácticas, mirar hacia la siguiente fase de la iniciativa y conocer el trabajo de los proyectos que ya comenzaron. Solo uniendo fuerzas públicas y privadas seremos capaces de convertir a Europa no solo en pionera, sino también en líder a nivel mundial en la bioeconomia, lo que nos permitirá conquistar una cuota de mercado global". Encaminándonos a crear una competitividad sostenible para Europa y valor para sus ciudadanos.”

Comentarios