El SDDR se pone a prueba en la playa del Prat de Llobregat

0
20
  • SDDR se pone prueba playa Prat Llobregat
  • Cuando un consumidor adquiera una bebida con el envase correspondiente, deberá dejar un depósito de 0,10 € por envase, que ya estará incluido en el precio total. 
  • Este depósito le será devuelto si vuelve el envase a los chiringuitos

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB), en colaboración con el Ayuntamiento del Prat, ha puesto en marcha una prueba piloto de recogida de envases en la playa de nuestro municipio. Se trata de un sistema SDDR (sistema de depósito, devolución y retorno). Durante el mes de julio y parte de agosto, todos los envases de bebidas (latas, botellas de plástico y vasos) que se vendan en las cuatro chiringuitos que hay en la playa, irán identificados con un código de barras. El objetivo es contabilizar cuántos envases son devueltos por parte de los consumidores, después de que se los lleven. Así, cuando un consumidor adquiera una bebida con el envase correspondiente, deberá dejar un depósito de 0,10 € por envase, que ya estará incluido en el precio total. Este depósito le será devuelto si vuelve el envase a los chiringuitos.

Un sistema informatizado permitirá obtener información sobre el desarrollo de la prueba en tiempo real, tales como la evolución de retornos absolutos y por chiringuito por día y semana, los días de la semana y franjas horarias de máximas ventas y retornos, entre otros.

Para ayudar a los ciudadanos a entender el nuevo sistema, en la misma playa habrá dos educadores ambientales, de 10h a 15h y de lunes a domingo, que resolverán dudas sobre la mecánica del depósito y el retorno. También se han colocado, a pie de playa, carteles informativos.

Explorar nuevos modelos de recogida de los residuos

La elección de la playa de El Prat para llevar a cabo esta prueba se debe, aparte de la buena predisposición del municipio a explorar nuevas vías para mejorar la recogida de los residuos, a que se trata de un entorno relativamente aislado, con cuatro chiringuitos diferentes y que recibe un gran número de visitantes, sobre todo los meses de verano. Además, según se ha observado a lo largo de los años, hasta un 80% de los residuos que se recogen en las playas metropolitanas son envases.

La prueba piloto se ha puesto en marcha después de concluir, mediante un estudio de 2016, que no es legalmente aplicable de forma obligatoria y generalizada un SDDR en el ámbito metropolitano bajo el impulso del AMB.Un instrumento de este tipo exige de capacidad normativa y por tanto su institución con carácter general corresponde al Estado oa la Generalidad.

La prueba se enmarca dentro de las estrategias de la AMB para hacer camino hacia el "residuo cero", que también implican la concesión de subvenciones a los ayuntamientos para explorar nuevas vías que ayuden a mejorar los índices de recogida selectiva, como la recogida puerta a puerta o la introducción de sistemas que ayuden a individualizar la recogida, como los contenedores cerrados con chip identificativo. Así, no se descarta, siempre que los resultados sean positivos, extender el sistema SDDR en otras partes del área metropolitana con características particulares como el caso de las playas.

Comentarios