Puesta a punto de la planta de compostaje de Torrelles de Llobregat, la primera de su generación

0
41

Sobre la Entidad

Agencia de Residuos de Catalunya
Agencia dependiente del Departament de Territori i Sostenibilitat. Generalitat de Catalunya.
41
  • Puesta punto planta compostaje Torrelles Llobregat, primera generación
  • La Agencia de Residuos de Cataluña ha financiado las obras, que han tenido un coste de medio millón de euros, a través del retorno del canon de residuos municipales | El objetivo del Programa General para la Prevención y Gestión de Residuos y Recursos de Cataluña 2020 (PRECAT20) es que se valorice el 60% de la fracción orgánica, básicamente en este tipo de instalación

El director de la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC), Josep Maria Tost, participó el pasado viernes en el acto de inauguración de las mejoras en la planta de compostaje de Torrelles de Llobregat (Barcelona), junto con el alcalde de este municipio, Ferran Puig, el vicepresidente de Medio Ambiente del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Eloi Badia, y la alcaldesa de Sant Vicenç dels Horts, Maite Aymerich.

Las obras han consistido en construir cinco silos en la zona de descomposición ya instalar un sistema de riego eficiente para cada una, que permite su sectorialización. Se trata de una actuación que conlleva una clara mejora del proceso de compostaje y la disminución de los malos olores. El nuevo sistema instalado es lo que se exige a las plantas de compostaje de nueva construcción.

Mejora de instalaciones gracias a un impuesto ambiental

Estas mejoras han sido financiadas íntegramente por la ARC, a través de una subvención otorgada a los titulares del servicio, el Ayuntamiento de Torrelles de Llobregat y la AMB, provenientes del retorno del canon de residuos municipales. Esta tasa la pagan los ayuntamientos cuando llevan los residuos provenientes de la fracción restante en el depósito controlado. El coste total ha sido de medio millón de euros.

Las características singulares de la fracción orgánica suponen un desafío para las instalaciones de tratamiento

Detalle de los silos de compostaje y del sistema de riego

La de Torrelles fue la primera planta de compostaje de Cataluña, y de todo el Estado, al empezar a tratar la fracción orgánica de residuos municipales (FORM) recogidos selectivamente, en 1996. La instalación trata unas 4.500 toneladas anuales al año de fracción orgánica, proveniente de los residuos orgánicos que los ciudadanos de varios municipios metropolitanos recogen selectivamente, y produce alrededor de 1.000 toneladas de compost al año. El compuesto obtenido en los últimos años ha sido de muy buena calidad, con certificación para usarlo en agricultura ecológica. En la actualidad se utiliza tanto para la agricultura como para la jardinería.

Valorización de la materia orgánica

Para el director de la ARC, Josep Maria Tost , "todos juntos, el Gobierno, la AMB, y los ayuntamientos, aunque tenemos la asignatura pendiente de la orgánica. Debemos hacer un trabajo de proximidad: a través de los educadores ambientales, de la sensibilización en las escuelas, de campañas municipales, y trabajar de la mano de los grandes productores. Todo esto es la clave para mejorar en la recogida selectiva".

Las características singulares de la fracción orgánica suponen un desafío para las instalaciones de tratamiento, donde hay que llevar a cabo una gestión muy adecuada para evitar cualquier tipo de molestia y, al mismo tiempo, producir un compost de alta calidad. La aplicación del compuesto al suelo da pleno sentido a la recogida selectiva y preserva el valor de la materia orgánica y los nutrientes en relación al cierre de los ciclos materiales que contribuyen a la conservación y mejora de la fertilidad del suelo, a la lucha contra el cambio climático y se convierten en un perfecto ejemplo de bioeconomía circular.

La FORM es una de las fracciones que tiene mayor perspectiva de recuperación, ya que permite obtener, por un lado, un compuesto de calidad y, por otro, en el caso de plantas de digestión anaeróbica, biogás, potencialmente valorizable energéticamente. En el Programa General para la Prevención y Gestión de Residuos y Recursos de Cataluña 2020 (PRECAT20), la gestión de residuos orgánicos es una prioridad. El objetivo para el año 2020 es que se valorice el 60% de estos residuos.

Un proceso controlado

En las plantas de compostaje se realiza un pretratamiento: se abren las bolsas, se efectúa una selección de los residuos orgánicos para extraer los impropios, y se mezcla la FORM con residuos vegetales previamente triturados para garantizar una adecuada porosidad y facilitar la descomposición . El proceso de compostaje, con una duración aproximada de unos 3 meses, consiste en facilitar que esta mezcla de residuos orgánicos se descomponga, imitando la degradación que tiene lugar en la naturaleza pero de forma controlada y acelerada.

Se trata de un proceso biooxidativo producido por un conjunto de microorganismos que actúan bajo unas condiciones ambientales óptimas de temperatura y humedad. Al finalizar el proceso, el material queda higienizado y estabilizado, por lo que ha sido transformado en compost, un producto de aspecto terroso, de color oscuro, olor agradable, similar a la tierra de bosque, y que conserva materia orgánica y nutrientes.

Comentarios