La prevención de residuos, firme apuesta de AEVERSU

0
11
  • prevención residuos, firme apuesta AEVERSU
  • Tomando en consideración la máxima de que “el mejor residuo es el que no se produce”, la organización apela a la necesidad de que los esfuerzos de las administraciones, las empresas y los ciudadanos se centren precisamente en generar menos desechos.
  • Asimismo, insiste en la necesidad de que, una vez producidos, los residuos reciban el tratamiento adecuado, priorizando su reutilización y reciclaje, procesos que deben ser complementados con la valorización energética de la parte no reciclable, evitando que ésta acabe depositada en vertedero.
  • De hecho, la recuperación energética está incluida en el criterio multierre, buque insignia de la economía circular.
  • A las puertas de la Semana Europea de la Prevención de Residuos 2017, algunas de las plantas adscritas a AEVERSU han intensificado sus esfuerzos en el ámbito de la educación y la divulgación para que la reducción sea, de facto, el principal cimiento de la gestión sostenible de los residuos.

Sobre la Entidad

AEVERSU
Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Sólidos Urbanos.
11

Las plantas integradas en AEVERSU (Asociación Española de Empresas de Valorización Energética) apuestan de forma decidida por la prevención y la reducción como soportes inequívocos de una gestión sostenible de los residuos.

Tomando como referencia la máxima de que “el mejor residuo es el que no se produce”, la organización apela a la necesidad de que los esfuerzos de las administraciones, las empresas y los ciudadanos se centren precisamente en generar menos desechos, en aprovechar al máximo los productos y en fomentar su reciclado a través de una correcta segregación de los mismos en origen y posterior depósito en los contenedores correspondientes, cerrando así el círculo de su recuperación.

No obstante, y teniendo en cuenta que hay tipologías de residuos que no se pueden reciclar, la función de las plantas de valorización energética se orienta precisamente a poner en valor la fracción no reciclable y evitar que ésta acabe depositada en vertedero, con el consiguiente riesgo para el medio ambiente y la salud pública.

Y esto es precisamente lo que vienen haciendo desde hace años las  11 plantas adscritas a AEVERSU (10 en España y 1 en Andorra): complementar el principio de las tres erres (reducción, reutilización y reciclaje) y aprovechar, de una forma limpia y respetuosa con el entorno, la parte que no se puede valorizar en fases anteriores, recuperando la energía contenida en la misma. Una operativa perfectamente asentada en los países del norte de Europa y que ha hecho posible que éstos se distingan por haber alcanzado altas cotas de reciclaje y bajos índices de vertido, inferiores al 4%.

En España, donde la implantación de la valorización energética es todavía deficiente, el uso del vertedero se dispara hasta el 55%, una situación preocupante para el bienestar y calidad de vida de la ciudadanía.

En España el uso del vertedero se dispara hasta el 55%, una situación preocupante para el bienestar y calidad de vida de la ciudadanía

Campañas y dinámicas a favor de la reducción

Y en este firme compromiso con la reducción de residuos, y tomando como referencia la Semana Europea de la Prevención 2017, que se celebrará entre el 18 y el 26 de noviembre, diversas plantas adscritas a Aeversu han querido llevar a cabo diversas iniciativas para evidenciar su apoyo a la primera y más importante R, la Reducción.

Algunos ejemplos podrían encontrarse en la planta catalana de Sirusa, que en estas fechas incrementará sus acciones divulgativas en torno a la correcta recogida selectiva en origen para fomentar el adecuado uso de los distintos contenedores habilitados en las vías públicas, prestando especial atención a la segregación de la parte orgánica para su conversión en compost, un abono natural de excelentes propiedades para el suelo. El objetivo último, tal y como aseguran sus representantes, es evitar la presencia de impropios en los recipientes y, de esta forma, garantizar un reciclado de mayor calidad.

Tirme es otra de las plantas que intensificará sus esfuerzos educativos en estas fechas, si bien cuenta durante todo el año con un ambicioso programa de concienciación ambiental dirigido a distintos sectores sociales para propiciar su mayor implicación en la correcta gestión de los residuos. Visitas a sus instalaciones, enriquecidas con juegos y dinámicas dirigidas a los más pequeños, constituyen algunas de las actividades a realizar los próximos días.

Por su parte, Sogama se centrará en la reducción del desperdicio alimentario y, con tal fin, llevará a cabo talleres y charlas dirigidas a alumnos de Bachillerato para sensibilizarles en torno a la ingente cantidad de comida que acaba cada día en el cubo de la basura y posibilitar que éstos lleven a cabo una tarea educativa en su entorno familiar y social más inmediato. El lema: “Con la comida no se  juega. ¡No tires alimentos!.

En definitiva, pequeños gestos que pretenden convertirse en grandes acciones para hacer frente a la ingente producción de residuos, dispensándoles un tratamiento correcto conforme a los preceptos de la economía circular y su principal buque insignia, el criterio multierre: repensar, rediseñar, refabricar, redistribuir, reparar, reducir, reutilizar, reciclar y recuperar energéticamente la fracción no reciclable.

Comentarios