Aeversu aporta su conocimiento para la Estrategia española de Economía Circular

0
13
  • Aeversu aporta conocimiento Estrategia española Economía Circular
  • El objetivo del encuentro, promovido conjuntamente por el MAPAMA y el MINECO, no era otro que realizar una profunda reflexión sobre los cimientos que deben sustentar la elaboración de la estrategia que definirá el camino a seguir por nuestro país hacia la economía circular.
  • Asimismo, la Asociación Española de Empresas de Valorización Energética, junto con otras 54 entidades, suscribió el Pacto por la Economía Circular, cuyo fin es aplicar las medidas necesarias para lograr un desarrollo sostenible a través del uso eficiente de los recursos.

Sobre la Entidad

AEVERSU
Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Sólidos Urbanos.
13

El presidente de AEVERSU (Asociación Española de Empresas de Valorización Energética), Rafael Guinea, participó el pasado lunes, 18 de septiembre, en la jornada de debate sobre la Estrategia Española de Economía Circular a fin de aportar el conocimiento y la experiencia de la Asociación en el ámbito de la gestión sostenible de los residuos urbanos, toda vez que la valorización energética constituye la única alternativa válida al vertedero al ofrecer una solución viable desde todos los frentes (ambiental, económica y social) para aquellos residuos que no pueden ser reutilizados ni reciclados, transformándolos, desde la máxima pulcritud ambiental y de protección de la salud pública, en energía, un recurso de alto valor.

La intervención del máximo responsable de AEVERSU tuvo lugar en la mesa de trabajo denominada “La gestión de los residuos en una economía circular”, a través de la cual se recabaron las principales inquietudes del sector frente al reto que supone el abandono del actual modo de vida lineal, caracterizado por las malas prácticas de extraer-fabricar-usar-tirar, y el tránsito que, de forma inexcusable, debe realizarse hacia la economía circular como único modelo de desarrollo posible, priorizando el máximo aprovechamiento de los productos, así como la conversión de los residuos en recursos.

Ya lo anunciaba durante la jornada la Ministra Isabel García Tejerina al considerar la Estrategia Española de Economía Circular como “una gran oportunidad para ser mejores administradores de nuestro medio ambiente sin renunciar a nuestro bienestar, de modo más responsable y sostenible”, añadiendo la necesidad de “maximizar la eficiencia de los recursos, tanto materiales como energéticos, para que permanezcan el mayor tiempo posible en el ciclo productivo y para reducir la generación de residuos”.

El evento, celebrado en Madrid y promovido conjuntamente por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) y el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (MINECO), contó con la asistencia del comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, además de otras autoridades nacionales e internacionales, y se dirigió a representantes de todos los sectores implicados en la economía circular (administraciones, principales asociaciones empresariales, de fabricantes, distribuidores, gestores de residuos, consumidores y usuarios, sector de la investigación, así como organizaciones sindicales y ambientales).

El objetivo de este encuentro no era otro que realizar una profunda reflexión sobre aquellos aspectos clave que permitan sentar las bases de la futura Estrategia Española y definir las pautas que deben llevar a nuestro país hacia un desarrollo más próspero, equilibrado y sostenible.

Un pacto de futuro 

Asimismo, el evento fue aprovechado para firmar el Pacto por la Economía Circular, al que se adhirieron 55 agentes sociales y empresariales, entre ellos AEVERSU, comprometiéndose a través del mismo a poner en marcha una serie de medidas para avanzar de forma decidida, cada uno en el marco de sus competencias, hacia la economía circular.

Reducir el uso de recursos no renovables, impulsar el análisis del ciclo de vida de los productos, incorporar criterios de ecodiseño, promover pautas que incrementen la eficiencia global de los recursos productivos o fomentar el uso de infraestructuras y servicios digitales, constituyen, entre otros, algunos de los pasos a dar.

Comentarios