La planta de residuos de Piedra Negra podría tener al fin su proyecto de gestión

0
26
26

 

La planta de residuos de Piedra Negra podría tener al fin su proyecto de gestión. Así lo anunció ayer el Consorcio del Plan Zonal XIV, del que depende la instalación de Xixona, para este mismo verano. Se trata de una de las reivindicaciones históricas de la localidad.

Y es que este plan determinará el tratamiento que se dará a los vertidos, si la infraestructura puede recibir residuos de fuera de su zona, parte de las comarcas de la L'Alacantí y L'Alcoià, así como la aportación económica que debe percibir el Consistorio por parte del Consorcio, que conforman los ayuntamientos de la zona, la Diputación y la Generalitat.

A este respecto, el alcalde de Xixona, Ferran Verdú, se mostró prudente con el anuncio, ya que «en noviembre ya dijo la presidenta, Luisa Pastor, que nos reuniríamos en diciembre para aprobar un proyecto de gestión», quien añadió: «Seguimos igual, podrían haberlo traído hoy -por ayer- para su aprobación».

Mediante el proyecto de gestión se podrían poner fin a los episodios como el de las basuras que recibió Xixona desde Castellón, además de recibir también de las Marinas y de la Vega Baja, siempre y cuando se especifique que la planta de la localidad solo puede acoger residuos de su Plan Zonal. Aunque desde el Consistorio dudan de los criterios que se van a seguir para elaborar el mapa de gestión de residuos.

Agost, ante la resolución de Alicante de estar abierta a recoger residuos de otras localidades, solicitó en la reunión llevar allí sus vertidos en lugar de a Xixona, petición denegada por el director general de Calidad Ambiental del Consell, Vicente Tejedo. Por ello, desde el consistorio jijonenco aseguran que la basura «divide a los responsables del Partido Popular en Valencia y en Alicante».

Actualmente, la planta, que comenzó su actividad en 2003, la gestionan el ente público Vaersa, que posee el 51% de la instalación, y el 49% restante se encuentra en manos de la mercantil Cespa.

Por otro lado, el Plan Zonal también aprobó una reducción del 73% del presupuesto para este año, que se sitúa en los 294.901 euros. El Ayuntamiento de Xixona fue el único que volvió a oponerse a este montante, debido a que con este dinero se incluyen los 50.000 euros del gerente «cuya función principal debería ser la elaboración del plan después de estos cuatro años de funcionamiento».

Mejoras

Otro Plan Zonal que se reunió fue en que afecta a la Zona XIII, donde se integran catorce municipios del Alto Vinalopó, el Medio Vinalopó y L'Alcoià. El Consorcio abordó también la puesta en marcha del proyecto de gestión y la necesidad de acometer mejoras en la planta de Los Cabezuelos de Villena.

La entidad Vaersa mostró su disposición para asumir las medidas necesarias para modernizar las instalaciones, por lo que una comisión técnica determinará este mes se encargue de «las adaptaciones que se precisan y que pasan por pautas dirigidas a eliminar olores y a mejorar los tratamientos de residuos», como explicó el diputado de Medio Ambiente, Miguel Zaragoza.

En cuanto a la Zona XII, el tratamiento y eliminación de sus residuos sólidos urbanos serán siempre provisionales y transitorias tanto en cuanto no se resuelva judicialmente el contrato de adjudicación del Plan de Gestión de Residuos de esta comarca.

Comentarios