Madrid estrena una nueva carretera con asfalto procedente de plástico y caucho reciclados

0
284
284
  • Madrid estrena nueva carretera asfalto procedente plástico y caucho reciclados

Esta semana fue inaugurado el nuevo acceso a Alcalá de Henares desde la carretera M-300, que apuesta por la innovación en la utilización de nuevos asfaltos.Concretamente, en esta carretera se ha utilizado de forma pionera un tipo de material procedente del reciclado de plásticos y caucho de neumáticos gracias a la participación de la Comunidad de Madrid en un importante proyecto de investigación financiado con fondos europeos cuyo objetivo es desarrollar nuevos materiales de construcción mediante el reciclado de materiales usados y comprobar su efectividad en entornos reales. 

A lo largo de dos kilómetros del trazado se han extendido cuatro tipos de mezclas asfálticas modificadas con diferentes tipos de residuos, concretamente perchas de poliestireno, tapones de polipropileno, envases de polietileno y polvo de caucho procedente de neumáticos fuera de uso. En los análisis de laboratorio, estas cuatro mezclas han demostrado una serie de ventajas frente a la mezcla asfáltica convencional. En primer lugar la medioambiental, ya que para los dos kilómetros de carretera asfaltada se han valorizado un total de 20 toneladas de residuos con la consiguiente reducción en la utilización de polímeros vírgenes. Además, se ha observado un mejor comportamiento técnico del material frente a las deformaciones plásticas y mejores prestaciones mecánicas, por lo que se trata de un compuesto más duradero que el tradicional que verá reducidas las operaciones de mantenimiento y conservación de la vía.

Dentro de este proyecto, la M-300 ha sido la primera carretera en la que se ha extendido de forma experimental este nuevo tipo de asfalto, puesto que hasta ahora se habían realizado diversas investigaciones de carácter teórico a nivel internacional, en países como Reino Unido e India, pero es la primera vez que se utiliza este tipo de material en una obra.

Este proyecto, denominado Polymix, se enmarca dentro del proyecto Life+, un instrumento de financiación de la UE dirigido a promover iniciativas de carácter medioambiental. Cuenta con un presupuesto de 1,5 millones de euros, de los que aproximadamente la mitad están financiados por Unión Europea y el resto por los diferentes participantes, entre ellos la Universidad de Cantabria, Acciona y el Centro de Innovación y Tecnología AIMPLAS, con sede en Valencia y la Comunidad de Madrid. En el caso de la aportación regional, supone coste cero para el Ejecutivo autonómico porque se financia a través del trabajo del personal especializado de la Dirección General de Carreteras.

Periodo de pruebas en la M-300

Durante 18 meses, se ha previsto medir y valorar el comportamiento de los seis centímetros de espesor de la capa de rodadura mediante una serie de ensayos de control de calidad y monitorización realizados por el Centro de Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) del Ministerio de Fomento.
En relación con el comportamiento estructural se estudiará el deterioro por fatiga, y la posible deformación, los resultados bajo el efecto del agua, la evolución de la elasticidad y la formación de roderas. Mientras que desde el punto de vista funcional se analizará la pérdida de la regularidad a lo largo del trazado, la pérdida de macrotextura y la pérdida de propiedades antideslizantes.

Comentarios