Comienza en Lugo una nueva campaña de concienciación ciudadana en materia de reciclaje

0
99
99
  • Comienza Lugo nueva campaña concienciación ciudadana materia reciclaje

(SOGAMA) La Consellería de Medio Ambiente gallega y el Sistema Integrado de Gestión Ecoembes lanzan hoy, en la provincia de Lugo, una campaña de concienciación ciudadana de la que se beneficiarán un total de 67 concellos gallegos (17 en la provincia de A Coruña, 16 en la de Lugo, 25 en la de Ourense y 10 en la provincia de Pontevedra) cuyos porcentajes de impropios en el contenedor amarillo (es decir, residuos que no corresponden a este recipiente) se viene situando entre el 31 y el 40 por ciento.

Bajo el lema “Separemos bien, reciclaremos mejor”, una carpa atendida por monitores especializados y ubicada en lugares estratégicos, intentará captar la atención de los transeúntes para informarles sobre la problemática que actualmente representan los residuos urbanos, las buenas prácticas que la población debe asumir para contribuir a la gestión sostenible de los mismos, y la responsabilidad que todos y cada uno de nosotros tenemos respecto a los desechos que producimos a diario en nuestros hogares, estando obligados a reducirlos, a reutilizarlos y, por supuesto, a seleccionarlos correctamente y depositarlos en los distintos contenedores de recogida selectiva, gesto con el que se propiciará su posterior reciclado.

Y es que, en Galicia, los niveles de reciclaje son todavía muy bajos. Anclados en el 10 por ciento, se alejan de la media estatal (15 por ciento) en 5 puntos porcentuales y en 15 puntos de la media europea (25 por ciento). Y si atendemos a las cifras alcanzadas por los países más avanzados, como es el caso de Alemania y Bélgica (con el 45 y 40 por ciento respectivamente), el distanciamiento es todavía superior.

Es cierto que la dispersión de la población en el territorio gallego no ayuda a alcanzar los objetivos previstos; una barrera que sólo puede ser superada con mayor voluntad y sensibilización.

Informar, formar y concienciar

Los porcentajes de impropios en los contenedores amarillos constituye el gran caballo de batalla, toda vez que la media en los ayuntamientos gallegos se posiciona por encima del 30 por ciento; un porcentaje que precisa ser rebajado si se quieren conseguir los beneficios ambientales y económicos que trae consigo el reciclaje, pues al consiguiente ahorro de energía y materias primas habría que añadir las compensaciones económicas que los entes locales reciben por parte de Ecoembes, que serán más sustanciosas cuanto mayor sea la cantidad de materiales remitidos a los centros recicladores y mayor sea su calidad.

Y estos son los principales objetivos de la campaña: formar, informar y concienciar a los distintos colectivos sociales sobre la imperiosa necesidad de contar con su colaboración e implicación de cara a propiciar la recuperación de la mayor cantidad posible de residuos.

Así, se distribuirá diverso material divulgativo en el que se incluye información básica y de utilidad para que el ciudadano pueda aplicar en su vida diaria, y con absolutas garantías, el principio comunitario de las tres erres (Reducción, Reutilización y Reciclaje), y que en todo caso darían comienzo con la prevención, sólo posible a través de un consumo responsable, hasta la adecuada clasificación de los materiales a introducir en cada contenedor, recordando que el amarillo está destinado a acoger envases de plástico, latas y briks, reservándose el azul para el papel/cartón, el iglú verde para las botellas, frascos y tarros de vidrio, y el contenedor verde convencional para los restos no reciclables (pañales, compresas, servilletas y pañuelos de papel usados, etc), fracción que Sogama logra transformar en sus instalaciones en energía eléctrica, poniendo en valor lo aparentemente inservible y evitando su vertido.

Viaje por toda Galicia

La campaña arranca hoy mismo en O Vicedo y proseguirá los siete siguientes días por Cervo, Meira, A Pontenova, Ribadeo, A Fonsagrada y Burela, concluyendo esta primera fase en el municipio de Castroverde. Acto seguido circulará por el resto de las provincias gallegas para continuar con su labor, contando para ello con especialistas en educación ambiental que se emplearán a fondo para explicar a los vecinos de las distintas localidades la importancia de modificar sus comportamientos para que el reciclaje sea una realidad.

También se han programado actividades específicas dirigidas a los centros escolares y, más concretamente, a los alumnos con edades comprendidas entre los 10 y 12 años, por ser un motor decisivo en el cambio de hábitos, teniendo la capacidad de hacer partícipes a sus familias en ese gran reto que supone separar más y mejor.
Sesiones informativas teórico-prácticas, exposiciones, talleres creativos, unidades didácticas, juegos interactivos y un largo etcétera de actividades adaptadas a los diferentes públicos estarán presentes en esta iniciativa, que incluso contará con programas de evaluación individual para que los ciudadanos puedan poner a prueba los conocimientos adquiridos, dándoles la oportunidad de corregir errores y resolver dudas.

Comentarios