El informe "El Verde es Oro" analiza la dimensión ambiental del Plan Quinquenal de China

0
15
  • informe " Verde es Oro" analiza dimensión ambiental Plan Quinquenal China
  • El PNUMA presentó el Informe El verde es oro, donde analiza la dimensión ambiental del Plan Quinquenal de China, país que ha prometido que en 2020 reducirá el consumo de agua en 23% y el de energía en 15%.

Sobre la Entidad

PNUMA
El programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente tiene como misión dirigir y alentar la participación en el cuidado del medio ambiente inspirando, informando y dando a las naciones y a los pueblos los medios para mejorar la calidad de vida. 
15

Temas

Casi una cuarta parte de China estará cubierta de bosques para el año 2020 si el país tiene éxito en su misión hacia la construcción de una "eco-civilización", según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA, publicado hoy. 

El informe El verde es oro se centra en la dimensión ambiental del Plan Quinquenal (2016-2020) de China. Como parte de este plan, China ha prometido que, en 2020, se habrá disminuido el consumo de agua en 23 por ciento, el consumo de energía en 15 por ciento y las emisiones de CO2  por unidad de PIB en 18 por ciento.

En 2020, la cobertura forestal de China llegará a más de 23 por ciento y el porcentaje de días al año con buena calidad del aire en las ciudades a nivel de prefectura excederá 80 por ciento,  si el país tiene éxito en la construcción de su "eco-civilización", es decir, una sociedad de ahorro de recursos, ambientalmente amigable que busca integrar el desarrollo ecológico con el desarrollo económico, social, cultural y político.

China ya ha alcanzado una serie de logros notables, según el informe del PNUMA, presentado en el marco de la segunda Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, UNEA-2, que tiene lugar en Nairobi hasta el 27 de mayo. 

A finales de 2014, China había construido 10,5 mil millones de m2 de edificios de bajo consumo en zonas urbanas, aproximadamente 38 por ciento de la superficie total de los edificios de viviendas urbanas. 

Además, la producción de vehículos de nueva energía de China se incrementó 45 veces entre 2011 y 2015. El país también ha construido la mayor red de monitoreo de calidad del aire en el mundo en desarrollo: 338 ciudades chinas a nivel de prefectura y superiores son capaces de vigilar seis  diferentes indicadores de calidad del aire. El país también ha reducido el consumo de energía por unidad de PIB así como la cantidad de CO 2  liberada por unidad de PIB. 

Como parte de su intento por construir una eco-civilización, China va a construir sobre estos éxitos al:

  • limitar el consumo total de energía primaria a 4,8 millones de toneladas equivalentes de carbón estándar en 2020
  • aumentar la participación de energía de combustibles no fósiles en el consumo de energía primaria en 15 por ciento y limitar la proporción de consumo de carbón a 62 por ciento en 2020
  • alcanzar picos de emisiones de CO2 para el año 2030
  • construir un sistema de fabricación verde que sea eficiente, limpio, de bajo carbono y circular.

"Si China tiene éxito en la consecución de estos objetivos, entonces habrá dado un gran paso hacia el cambio a una economía más verde que utiliza los recursos de manera más eficiente, limita los riesgos del cambio climático y mejora la salud de su gente", dijo el director ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner. 

La adopción de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y el primer acuerdo de cambio climático universalmente vinculante firmado el año pasado en París han renovado la esperanza de que el mundo pueda pasar a una economía baja en carbono, una que utilice los recursos naturales de manera más eficiente y promueva el crecimiento económico verde. 

Para ayudar a impulsar este cambio, el PNUMA ha publicado una serie de informes, además del de China, que analizan cómo los países están tratando de lograr esta transformación.

El informe titulado  Múltiples Caminos al Desarrollo Sostenible: Otra Prueba de Sostenibilidad en la Práctica, analiza cuatro casos:  el uso de Bután de su nuevo Índicede Felicidad Nacional Bruta, los intentos de Alemania de construir una economía circular, el uso de Pago por Servicios Ambientales (PSA) en Costa Rica y la contabilidad del capital natural de Botswana. 

Comentarios