La planta de biometanización de residuos orgánicos de Cogersa arrancará en mayo de 2013

0
56
56

(Asturias.es) La planta de biometanización de residuos orgánicos que el Consorcio para la Gestión Sostenible de los Residuos de Asturias (Cogersa) construye en estos momentos en el complejo industrial de Serín empezará a operar en pruebas en mayo del próximo año. Es una de las inversiones más importantes que acomete en estos momentos el consorcio, tal y como se explicó hoy en su junta de gobierno, celebrada bajo la presidencia de la consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández.

El principal órgano de gobierno de Cogersa dio esta mañana el visto bueno a la cuenta general correspondiente al ejercicio 2011, con un resultado presupuestario de 8,9 millones y un resultado contable de 3,1 millones de euros. La inversión ejecutada con cargo al 2011 ascendió a los 7,27 millones de euros. Durante este periodo, COGERSA continuó con inversiones tanto en las propias instalaciones de Serín como en la red de puntos limpios y estaciones de transferencia de residuos de Asturias.

Planta de biometanización

La planta de biometanización de la fracción orgánica que Cogersa construye en estos momentos en las inmediaciones del vertedero central de Asturias arrancará en mayo de 2013. La instalación industrial comenzará a funcionar en fase de pruebas y se prevé que esté totalmente operativa unos seis meses después.

La instalación, adjudicada en 19,1 millones de euros, tendrá capacidad para tratar 30.000 toneladas anuales de biorresiduos seleccionados en origen, aunque, en función de los resultados obtenidos, se estudiará su posible ampliación hasta las 60.000 toneladas al año, lo que supondría llevar la inversión hasta unos 26,5 millones de euros, en lo que ya constituiría una segunda fase de licitación.

En su primera fase, la planta de biometanización de Cogersa producirá anualmente unas 5.600 toneladas de compost (una enmienda orgánica que se puede emplear como fertilizante de suelos cultivables) cuya calidad dependerá de la correcta selección en origen de la materia orgánica.

Además, durante el proceso se llegarán a producir 3.300.000 metros cúbicos normales al año de biogás, parte del cual será canalizado hasta la planta de aprovechamiento energético que el consorcio posee en las instalaciones de Serín y que en este momento, transforma ya en electricidad el gas extraído del vertedero central. El resto será utilizado dentro del propio proceso de la planta de biometanización. En el equipo de motoalternadores de Cogersa -con una potencia instalada que actualmente ya alcanza los 7 MW-, ese combustible natural se transformará en unos 2,5 GWh al año de energía renovable.

Comentarios