Recilec mejora su gestión en Andalucía oriental gracias a la planta de Loja

0
79
79
  • Recilec mejora gestión Andalucía oriental gracias planta Loja

(RECILEC) En enero de 2011 comenzó su andadura la Planta de Recilec situada en Andalucía oriental, esta planta da servicio de gestión de RAEE para Almería, Granada, Jaén y Málaga. En ella se realiza el almacenamiento, descontaminación y clasificación de pilas y baterías de toda Andalucía. Tras más de un año y medio desde la puesta en marcha de Loja, tenemos la certeza de que hemos contribuido a la implementación de un sistema de recogida más eficiente, que hemos incrementado los esfuerzos para dar un servicio adecuado a las condiciones de geográficas y demográficas de Andalucía Oriental y que gracias al compromiso medioambiental de todos, Recilec ha conseguido gestionar apropiadamente un porcentaje mayor de los residuos que los Andaluces generamos.

Esfuerzo de todos

Gracias a la labor desempeñada por las administraciones públicas y los sistemas integrados de gestión creados por los fabricantes de aparatos eléctricos y electrónicos, con los que colaboramos estrechamente, se está incrementando progresivamente la recogida de estos residuos, favoreciendo así el cumplimiento de los objetivos medioambientales en nuestra Comunidad Autónoma.

Mayores Objetivos

La legislación vigente estipula que los fabricantes deben recoger selectivamente al menos un 25 por ciento de las pilas consumidas en Andalucía, garantizando su tratamiento y descontaminación en instalaciones adecuadas. Todos los agentes implicados continúan acercándose al objetivo. La única planta autorizada para ejecutar este tipo de tareas en Andalucía está ubicada en Loja (Granada) y es propiedad de RECILEC S.A. Según datos que arroja el complejo, en el primer año de funcionamiento de esta instalación se gestionaron 332 toneladas de residuos de este tipo. La previsión de este año 2012 es recoger cerca de 400 toneladas, lo que supondría un incremento superior al 15% respecto del año anterior, subida aún más notable si tenemos en cuenta que la crisis económica lleva aparejado un lógico descenso en el consumo y, con ello, en la generación de residuos.

Cabe destacar que las provincias que más han crecido en la captación de estos residuos en 2012 han sido Granada y Málaga.

Peligrosidad

No descontaminar este tipo de residuos supondría un peligro irreversible para el medio ambiente.

La mayor parte de las pilas y baterías contienen sustancias que hacen que estos productos, cuando llegan al final de su vida útil, se conviertan en residuos peligrosos. Contienen metales muy contaminantes como el mercurio, plomo y cadmio, conocidos por causar perjuicios graves para la salud humana y el medio ambiente.

Las pilas contienen metales pesados y ácidos que suponen una gran fuente de contaminación. Una pila mezclada con la basura puede reventar debido a la oxidación y verter su contenido al exterior, que junto con agua (de lluvia, por ejemplo) acaba filtrándose en el suelo contaminando las aguas subterráneas. Estas aguas son utilizadas por animales y humanos, que acumulan estos compuestos en su organismo. Una sola pila de botón puede contaminar hasta 600.000 litros de agua.

Comentarios