Recogidas 110 toneladas y media de residuos tras el paso de las hermandades de El Rocío

0
40
40

La Diputación de Sevilla ha recogido este año 110,56 toneladas de residuos
sólidos, asimilables a urbanos, tras el paso de las distintas hermandades de El Rocío por
los terrenos de titularidad pública del camino que discurre por la provincia de Sevilla,
unas tareas de limpieza en las que la Corporación hispalense ha invertido 53.200 euros.

La campaña de recogida y tratamiento de residuos y limpieza del camino de El
Rocío se ha desarrollado en esta edición entre el 20 de mayo y el 23 de junio. Es una
iniciativa que la Institución Provincial viene organizando desde el año 1992, dado que se
trata de zonas boscosas de un gran valor ecológico, últimos reductos de la vegetación
natural de la Comarca de El Aljarafe.

‘La actuación de limpieza y recogida ha ido alcanzando una importancia creciente
en la planificación de las hermandades – asegura el presidente de la Diputación,
Fernando Rodríguez Villalobos – y cada año existe más y mejor coordinación y
colaboración a la hora de hacer posible ese objetivo de conservación de las zonas
naturales y de reducir el impacto ambiental que puede provocar una peregrinación de
semejantes características’.

Villalobos insiste en la importancia de la concienciación medioambiental de los
romeros en su paso por las áreas naturales
, ‘porque esta cohabitación no redunda sólo
en la sostenibilidad del patrimonio natural de la provincia, sino que también facilita y
mejora la estancia en el camino de 600.000 peregrinos, que son los que se estima que
atraviesan los diferentes caminos que se dirigen hacia la aldea almonteña, desde El
Aljarafe’.

En la campaña de recogida y tratamiento de residuos y limpieza de los caminos
rocieros de la provincia es muy importante la labor del voluntario ambiental, que asiste al peregrino en las áreas de pernoctación y sesteo, una figura que la Diputación potencia y ayuda a financiar a través de convenios de colaboración suscritos con los ayuntamientos  de Aznalcázar, Villamanrique de la Condesa y Puebla del Río.

Ellos son los encargados del reparto de 13.000 unidades de bolsas de plástico, de
las que más de 7.000 las aporta la Diputación, a los hermanos mayores o alcaldes de
carreta, quienes las distribuyen al resto de los romeros, especialmente en el Vado del
Quema, punto neurálgico donde la Diputación y el Ayuntamiento de Aznalcázar hacen un
esfuerzo importante en este sentido.  

Además, a lo largo del camino, hasta Villamanrique de la Condesa, se disponen

62 cubas de 7 metros cúbicos, 24 bidones de 200 litros y 8 papeleras convencionales
para la recogida de residuos, que, posteriormente, se trasladan al Centro de Tratamiento de Bollullos de la Mitación. El operativo para realizar estas tareas de limpieza se completa con una amplia dotación material: vehículo recolector compactador, vehículo de enganche, 2 vehículos todo terreno y otros dos tipo pick-up, furgón para el transporte de residuos, teléfonos móviles y cámaras fotográficas digitales.

Complementariamente, dos cuadrillas de cuatro trabajadores, asistidos por un
camión recolector, retiran manualmente los restos dispersos por los itinerarios principales, una superficie limpiada que se estima en torno a 240.000 metros cuadrados, en zonas de acampada, y de 42.000 metros cuadrados a ambos márgenes del camino.  

Comentarios