Trece nuevos concellos gallegos se incorporan a la campaña de reducción de impropios

0
9
9
  • Trece nuevos concellos gallegos se incorporan campaña reducción impropios

(SOGAMA) Tras materializarse el pasado mes en una docena de localidades gallegas, la campaña “Separemos bien, reciclaremos mejor”, impulsada por la Consellería de Medio Ambiente y el Sistema Integrado de Gestión Ecoembes, se extenderá durante los próximos días a trece nuevos concellos de las cuatro provincias con el objetivo de proseguir en esa tarea informativa y formativa con la que se pretende reducir el porcentaje de impropios en los contenedores de color amarillo, o, lo que es lo mismo, aquellos residuos que, por sus características, no deberían ser depositados en estos recipientes, destinados únicamente a albergar envases de plástico, latas y briks.

La iniciativa acogerá finalmente un total de 67 concellos con niveles de impropios situados entre el 31 y el 40 por ciento, un porcentaje elevado que limita en gran medida la posibilidad de que se alcancen los beneficios ambientales y económicos que el reciclaje trae consigo. No en vano, en el caso del contenedor amarillo, las arcas locales recibirán ingresos por parte de Ecoembes si la cantidad y la calidad de los materiales remitidos a los centros recicladores cumplen unos requisitos mínimos. Si a esto se suma que la mejora de la recogida selectiva implica una reducción de los residuos entregados a Sogama a través del contenedor verde convencional, el beneficio económico será todavía mayor, ya que los ayuntamientos podrán rebajar el importe de la factura que deben pagar a esta empresa pública por la gestión y tratamiento de la basura en masa.

Una carpa educativa itinerante

Una carpa educativa viaja por las distintas localidades objeto de esta iniciativa con la intención de aproximarse a vecinos de todas las edades y perfiles para chequear sus conocimientos en la materia y ponerlos a prueba a través de diversas plataformas de evaluación. Así, pequeños y mayores tienen la oportunidad de disfrutar de juegos on line, talleres de reutilización y reciclaje, aprendiendo las utilidades que pueden tener muchos de los desperdicios que suelen arrojarse al cubo de la basura, y hacer acopio de diverso material divulgativo que, a buen seguro, podrá resultarles de gran utilidad a la hora de seleccionar los desechos e introducirlos en los distintos contenedores emplazados en las vías públicas.

Además de todo ello, los escolares constituyen un colectivo que será atendido de forma especial, reservándose para ellos la realización de sesiones teórico-prácticas que se llevarán a cabo de forma particular en los propios colegios, haciendo partícipes a profesores y personal auxiliar, quienes se encargarán posteriormente de dar continuidad a esta labor didáctica, concibiendo la gestión de residuos como una materia transversal a todas las disciplinas.

La implicación de la ciudadanía en la correcta gestión de la basura que producimos constituye todavía una asignatura pendiente en Galicia, toda vez que los porcentajes de reciclado en nuestra comunidad no superan el 10 por ciento (frente al 15 por ciento en el ámbito estatal y el 25 por ciento en el europeo).

La alta dispersión de la población gallega representa un hándicap a tener en cuenta, lo que exige un mayor esfuerzo por parte de los habitantes de los municipios rurales y semirrurales, que en muchos casos han de recorrer ciertas distancias para depositar su bolsa de basura en el recipiente adecuado. No obstante, esto no debe visualizarse como una limitación a la colaboración individual, que puede ser superada con una mayor organización en el hogar y la previa aplicación de los buenos hábitos en la reducción y reutilización.

El compostaje doméstico, práctica tradicional en el rural, renace como herramienta de gran interés en este contexto. Se ha constatado que con una buena selección de la materia orgánica en origen, no solo se obtendrá un abono natural de alta calidad, sino que, en términos generales, mejorará la segregación de residuos, facilitando su posterior recuperación. Además, el autocompostaje permite cerrar el ciclo de aprovechamiento de los restos orgánicos y evitar su depósito en los contenedores convencionales, disminuyendo el coste de la recogida, transporte y tratamiento de la denominada bolsa negra.

Comentarios