Bibliocabinas: De cabinas telefónicas a bibliotecas… si nos dejan

2
100
  • Bibliocabinas: cabinas telefónicas bibliotecas… si nos dejan
    Día de la inauguración de la bibliocabina en el distrito de Fuencarral, Madrid
  • Reutilización y cultura unidos en un proyecto local con visión global: Llegan las bibliocabinas.

Sobre el blog

Laura F. Zarza
Licenciada en Ciencias Ambientales. Comunicación y Marketing en iAgua. Escritora de ficción en el tiempo libre.
100

Telefónica echa el cierre a su empresa de cabinas públicas, y con ello, 18000 cabinas quedarán inutilizadas en las calles de toda España hasta que la empresa decida retirarlas. Pero, ¿y si no hiciera falta hacerlo?

En plena época donde la filosofía de las 3R (reducir, reutilizar, reciclar) está cada vez más presente, un proyecto enmarcado dentro del programa “Experimenta Distrito” que está llevando a cabo MediaLab Prado (Madrid), se ha propuesto reutilizar estas cabinas telefónicas  y convertirlas en bibliotecas. El proyecto se llama “Libros libres y activos”, cuyas bases se asientan en el fomento de la lectura y la reutilización de mobiliario en desuso.

El proyecto Libros libres y activos no es solo un intercambio de libros: Es reutilizar y restaurar este mobiliario que tanto tiempo ha estado entre nosotros y que en la actualidad está en desuso

Esta iniciativa basada en el intercambio de libros en lugares públicos conocido como Bookcrossing, no es pionera en España, sino que son muchas las propuestas similares que han triunfado en ciudades europeas y estadounidenses. Pero el proyecto Libros libres y activos no es solo un intercambio de libros: Es reutilizar y restaurar este mobiliario que tanto tiempo ha estado entre nosotros y que en la actualidad está en desuso; y además es hacerlo en beneficio de los ciudadanos con el fin de hacer llegar la cultura a los distintos barrios madrileños.

El avance de este proyecto no sería posible sin la ayuda de la propia Telefónica, con la cesión de las cabinas que ya no se utilizan y la reubicación de las mismas en puntos de congregación vecinal para proceder a su activación sociocultural. Un proyecto que inicialmente fue acogido de buen grado por la compañía y cuyo equipo de MediaLab Prado llevó al distrito madrileño de Fuencarral. Con toda la ilusión puesta en ello, las personas detrás del proyecto transformaron una cabina en desuso de Telefónica en una bibliocabina utilizando madera, pintura y libros.

Parte del equipo de Libros, libres y activos

En palabras del equipo de Libros libres y activosel proyecto surge de la gente, de los barrios, de la ilusión por ofrecer la oportunidad, con la imprescindible ayuda de Telefónica, de hacer accesible la cultura, la lectura y con ello incentivar el pensamiento crítico en comunidad para la sociedad en su conjunto”. Pero aunque ese sea el mensaje principal, el proyecto lleva implícito otro: el de la reutilización. Volver a utilizar un bien desechado o en desuso y darle una utilidad diferente para el que fue concebido, con el aliciente de conservar la imagen de las ya casi históricas cabinas telefónicas. Este proyecto ha demostrado la implicación de la ciudadanía en mejorar su barrio de una manera sostenible.

Con dos presentaciones incluidas del resultado del proyecto en las que se contó con los propios autores de los libros que fueron dejados en la bibliocabina, la iniciativa tuvo una gran acogida en el barrio. El domingo 18 de junio Libros libres y activos ya era una realidad, pero la alegría duró poco: El martes 20 la bibliocabina había desaparecido sin que nadie tuviera una explicación al respecto. Dos días después de su inauguración, un vecino que iba a dejar unos libros se encontró con la sorpresa de que ya no estaba.

Antes (18 de junio. Día de la inauguración) y después (20 de junio)

La falta de rentabilidad hace que Telefónica ya no esté interesada en el mantenimiento de los teléfonos públicos, y así se publicó en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (BORME) del 21 de junio. Sin embargo, el Gobierno español obliga a la empresa a mantener su explotación como parte del servicio público hasta finales de año, y quizá ese sea el motivo de la retirada de la bibliocabina de Libros libres y activos. De cualquier forma, se trata de un suceso inexplicable, o al menos desconcertante, ya que en 2015 Telefónica ya apoyó una iniciativa similar en Las Palmas llamada Esto es una Biblio.

Cabina de teléfono reconvertida en bibliocabina, Las Palmas

A pesar del varapalo, Libros libres y activos no tira la toalla. Intentan ponerse en contacto con el concejal del distrito de Fuencarral, Guillermo Zapata Romero (Ahora Madrid), con el fin de lograr una concesión para ocuparse de las cabinas telefónicas en desuso. Y mientras esperan su respuesta, seguirán luchando por fomentar lectura y reutilización. Quizá aún no sea tarde para dar a éstas ya históricas cabinas un final feliz.

Fotografías e información proporcionadas por Libros Libres y Activos.

Comentarios

La redacción recomienda