No impact man

0
59

Sobre el blog

Jorge Castañeda Pastor
Activista multi-causa. Aquí escribo sobre reciclaje, reutilización y reducción del consumo (y el desperdicio) como vías para contribuir a un mundo sostenible y libre de pobreza y desigualdad
59
  • No impact man

Uno de mis libros favoritos es No impact man. Colin Beavan cuenta una auténtica aventura, la de vivir junto a su familia en Nueva York, durante un año, generando un impacto negativo cero sobre el planeta.

Pero antes de contaros algún detalle del libro, vayamos a la portada. Cuando lo vi en la Feria del Libro de hace unos años lo que más me llamó la atención fue una frase, de letras no muy grandes, pero con mucho significado: “Las aventuras de un progre con complejo de culpa que intenta salvar el planeta”. Sí, a veces me he sentido así y estoy seguro de que muchos de mis compañeros, amigos y conocidos implicados en el mundo de la solidaridad también. Beavan lo explica muy bien en el libro: “Yo era uno de esos tipos que se compran un televisor de cincuenta y dos pulgadas y después se creen unos rebeldes contra la sociedad de consumo por haber elegido el modelo con descuento que lleva un tiempo expuesto en el escaparate”. Y añade un poco más adelante: “Lo cierto es que en ocasiones he tratado de hacer del mundo un lugar mejor, pero estaba empezando a pensar que mis convicciones políticas se centraban, con frecuencia, en cambiar a los demás, como fue el caso con Michelle [su mujer], y muy rara vez en cambiarme a mi mismo. Cometí el error de pensar que condenar las fechorías de los demás me colmaba, en cierto modo, de virtud. Llegue a la conclusión de que me había convertido en uno de esos típicos progres que se escudan detrás de unos cuantos gestos políticos irrelevantes y pequeñas privaciones en su estilo de vida, y que después se permiten el lujo de emplear el resto de su energía en sentirse superiores a todos los que supuestamente no hacen lo suficiente”.

Más allá de esta reflexión, Colin Beavan habla de sus problemas, sus dudas, sus discusiones familiares y también sus alegrías mientras da un giro radical a su modo de vida para no producir basura, reducir a cero sus emisiones de carbono asociadas a la movilidad o alimentarse de manera sostenible. A lo largo de las páginas del libro habla de cómo pasa a no comprar productos nuevos, cómo busca y encuentra alternativas para los productos de usar y tirar o con envoltorios desechables o cómo hacer la colada sin luz eléctrica.

Una buena historia para pasar de las palabras a los hechos.

Comentarios