Una descontaminación a gran escala devuelve la playa al este de Casablanca

0
57
  • descontaminación gran escala devuelve playa al este Casablanca
    Construcción de SAP Est.
  • iResiduo viaja a Marruecos para conocer de primera mano las actividades de Suez en el ámbito de agua residuos.
  • Fotografías de Pablo González Cebrián.

Sobre el blog

Águeda García de Durango
Responsable de Contenidos y Comunidad de iAgua.
57

Casablanca es la capital económica y ciudad más poblada de Marruecos. Eso tiene muchas implicaciones, y una de ellas es el ingente y creciente volumen de aguas residuales que generan sus cerca de 4,3 millones de habitantes (sumando hasta 100.000 habitantes nuevos cada año) y que, hasta 2015, era vertida directamente al mar sin tratamiento alguno. También alberga el mayor centro industrial del país, con el 35% de las unidades de producción totales.

Por todo ello, en 2011 se puso en marcha la iniciativa para la creación de un sistema anticontaminación en la costa este del Gran Casablanca (conocido por las siglas SAP Est), tal como ha explicado Yann Fajollles, Director Técnico de LYDEC, en la visita que SUEZ ha organizado al centro. Su construcción y operación corre a cargo dicha compañía, un grupo participado por SUEZ (58%), Fipar (16%), RMA Watanya (16,2%) y Bourse de Casablanca (16,8%). LYDEC también gestiona parte del suministro domiciliario de agua, la recogida de basuras, la electricidad y el alumbrado público en Casablanca.

Yan Fajollles, Director Técnico de LYDEC, durante su explicación.

Sistema anticontaminación en la costa este del Gran Casablanca (SAP Est)

En 2011 se puso en marcha la iniciativa para la creación de un sistema anticontaminación en la costa este del Gran Casablanca

Dentro del programa de rehabilitación de la costa este de la ciudad, que comprende el área entre Casablanca y Mohammedia, SAP Est se compromete a devolver al agua al mar prácticamente limpia. 

Para ello, en paralelo a la línea de costa, una conducción de 24 kilómetros recoge el 55% de las aguas residuales (actualmente, 250.000 m3 anuales) de Gran Casablanca, provenientes del área industrial, del uso urbano y de Mohammedia. La recogida de aguas es diferente en cada zona: mientras que en la parte industrial (puerto de la ciudad) es el alcantarillado el que conduce las aguas, en Mohammedia son varias estaciones de bombeo las que realizan esta función.

Toda este agua es conducida a la planta de pretratamiento 'Eaucéan' en Sidi Bernoussi, que emplea todo el expertise y tecnología de SUEZ. Los procesos a los que se somete comprenden separación física a distintos niveles, separación de grasas (provenientes de la industria y que irán destinadas a un gestor especializado) y de arenas (cuyo fin será su reúso en construcción), extracción de metano y eliminación de olores.

Separación de plásticos y piezas pequeñas.

Separación de grasas.

Parte del sistema de eliminación de olores.

Otra zona de SAP Est.

Posteriormente, el agua limpia es vertida al mar a través de un emisario de 2,2 kilómetros de longitud que admite hasta un volumen máximo de vertido de 11 m3/s. El proceso en su totalidad, que supone la mayor inversión de LYDEC hasta la fecha (130 millones de euros), no contempla una depuración completa similar a los estándares europeos, aunque cumple la normativa marroquí de calidad de aguas para baño y definitivamente, ha cambiado la cara a la ciudad: ha recuperado las playas y la vida marina ha vuelto a la costa. Además, dado su carácter pionero en el continente africano, ha sido tomado como ejemplo en otras ciudades costeras del país, como Tánger y Rabat.

Centro de control de SAP Est.

Vista de la playa y el emisario desde la zona de exposición infantil en SAP Est.

El propio centro cuenta con una zona divulgativa destinada a público infantil y no tan infantil con información gráfica sobre todo ello.

Área divulgativa en SAP Est. 

El 45% de aguas residuales restante, las provenientes de la zona comprendida entre Dar Bouazza y Casa Port, se pretrata de forma similar en la planta de El Hank al oeste de la ciudad.

Otras actividades de LYDEC

El se compra a dos ríos (Bouregreg, el río del este; y Oum Errabiâ, el río del oeste) y se distribuye por los más de 5.700 kilómetros de tuberías que dan servicio a una población de 1 millón de personas

Acompañando a SAP Est, el proyecto se completa con el servicio de suministro de agua a los habitantes de gran parte de Casablanca. Esta se compra a dos ríos (Bouregreg, el río del este; y Oum Errabiâ, el río del oeste) y se distribuye por los más de 5.700 kilómetros de tuberías que dan servicio a una población de 1 millón de personas. Antes de llegar a cada hogar, el agua es almacenada en 29 embalses que, a través de estaciones de bombeo y la red de canalizaciones (con una eficiencia del 76,6%), lleva los 450.000 m3 de agua diarios que se consumen a los habitantes de la ciudad.

Este proceso garantiza agua de calidad 24/7, gracias además a los más de 76.000 análisis anuales que se realizan sobre 167 puntos de inspección repartidos por Gran Casablanca.

Por otra parte, LYDEC colabora en el desarrollo social de Casablanca, y lo hace través de proyectos en colaboración con ONG locales. Jean-Pascal Darriet, Director General de la empresa, ha comentado durante el almuerzo con los periodistas alguno de los que actualmente se llevan a cabo, como el seguimiento y ayuda a estudiantes que tras el bachillerato están en riesgo de abandonar los estudios o la localización de niños en riesgo que no van a la escuela primaria (en Marruecos, supone un 15% de los niños en edad preescolar) con el fin de sufragar el gasto que suponga para las familias. 

También se encarga de la recogida de basuras, parte del suministro eléctrico y el alumbrado público, tal y como ha descrito Hamid El Misbahi, Director de Grandes Proyectos de LYDEC, durante el tour por SAP Est, además de remarcar el papel de los agentes locales como colabordores directos (trabajan con cerca de 20 empresas de Casablanca) en el desarrollo de todas las infraestructuras y su gestión.

Hamid El Misbahi, Director de Grandes Proyectos de LYDEC.

Mañana conocermos en detalle el marco de todas estas acciones impulsadas por el rey Mohammed VI dentro de la iniciativa de desarrollo INDH-Inmae, que celebra en 2016 su décimo aniversario.

Comentarios